Boletín Oficial de Aragón - Documento completo

El Excmo. Ayuntamiento Pleno, en sesión ordinaria celebrada ...

Publicado el 21/01/2009 (Nº 13)
Sección: VI. Boletín Oficial de la Provincia de Huesca - ADMINISTRACIÓN LOCAL
Emisor: AYUNTAMIENTO DE HUESCA. SECRETARÍA

Texto completo:

El Excmo. Ayuntamiento Pleno, en sesión ordinaria celebrada el día veintinueve de diciembre de dos mil ocho, adoptó, entre otros, el siguiente ACUERDO: 5.2. Propuesta de decisión sobre la aprobación del Reglamento de Organización de las unidades del Ayuntamiento de Huesca. (Dictamen de la Comisión Informativa de Régimen Interior y Coordinación de los Servicios). Examinado el proyecto del Reglamento de la Organización de las Unidades del Ayuntamiento de Huesca, los antecedentes sobre el mismo que obran en el expediente y atendido que la Corporación Municipal tiene potestad para dictar Ordenanzas y Reglamentos en materia de su competencia y que el Reglamento objeto de este dictamen cumple con la legalidad vigente. Visto el dictamen de la Comisión Informativa de Organización y Régimen Interior de 29 de octubre de 2008 Por los veintiún miembros presentes de los veintiuno que integran el número de derecho de la Corporación, SE ACUERDA POR UNANIMIDAD: PRIMERO.- Aprobar inicialmente, el Reglamento de la Organización de las unidades del Ayuntamiento de Huesca, cuyo texto dispositivo es el siguiente: REGLAMENTO DE LA ORGANIZACION DE LAS UNIDADES DEL AYUNTAMIENTO DE HUESCA PREÁMBULO I- Modernización de la estructura del Ayuntamiento de Huesca. El Ayuntamiento de Huesca ha emprendido la tarea de organizar su estructura, adaptándola a los tiempos actuales, conformándolo de acuerdo con la estructura legal y pretendiendo establecer una organización que, por su vocación de permanencia, debe ser consecuentemente flexible. En abril de 2007 se aprobaron dos instrumentos importantes, la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y la Valoración de Puestos de Trabajo (VPT) (ambos por acuerdos plenarios de fecha 26 de Abril de 2007). Posteriormente la celebración de elecciones locales el 27 de Mayo de 2007 y la conformación de una nueva estructura política dieron lugar a un nuevo mandato corporativo, entendiéndose que durante este se debe continuar la consolidación del camino emprendido y realizar el desarrollo reglamentario derivado del análisis de la RPT y VPT, aprobando unos principios gestores de la estructura organizativa con el fin de que sean desarrollados por el alcalde-presidente, en ejercicio de las competencias que le son atribuidas por ley. El documento del Gobierno surgido de esas elecciones y firmado por los dos grupos políticos, socialista y aragonés, que lo conforman, señala como una de sus prioridades la de esta organización. A principios de octubre de 2007 se realizó una convocatoria extraordinaria de la CTV, con el objetivo de desarrollar los acuerdos anteriormente enunciados, y a principios de 2008 se analiza en Comisión la estructura organizativa y sus principios básicos, al objeto de preparar la decisión de la Alcaldía que aprueba el organigrama corporativo. I A - Criterios: Los criterios que han presidido la elaboración de estos principios han sido variados, partiendo del entendimiento de la potestad de autoorganización como parte de la Autonomía local y realizando un análisis de la estructura, existente, plasmada en la fotografía de la situación de hecho, realizada por la RPT, y del futuro organizativo que se pretende. Se ha tratado de alterar lo menos posible los servicios, aunque organizando las unidades, unificando desde la globalidad y centralizando aquello que eran servicios internos. Y para ello se ha actuado en los siguientes aspectos: 1. Criterio Material: Se ha decidido organizar por materias la actividad administrativa de la corporación, dividiendo las mismas en conjuntos cohesionados, estableciendo criterios que unifican las potestades, competencias, funciones, actividades, etc. para fijar una estructura con carácter e idea de permanencia en el tiempo, sin grandes cambios, pero que permita la flexibilidad necesaria para adaptarse a los que puedan ser necesarios en el futuro. Para ello se ha dividido en conjuntos organizativos los dos tipos de funciones locales: a. La función Política en Órganos y conjuntos organizativos políticos. b. Las funciones administrativas en conjuntos organizativos administrativos. 2. Principios estructurales: Sobre la base de esa división material se establece una estructura basada en los principios de: A. Jerarquía B. Coordinación 3. RPT y Organigrama: Se ha analizado la Relación y descripción de los puestos de trabajo y su valoración para elaborar el organigrama funcional. 4. Objetivo de mejora de la Calidad: Finalmente se sientan bases para realizar una mejora en la calidad de los servicios públicos, desde la óptica de los medios personales, y la estructura organizativa, para permitir la normalización de Procedimientos, la agilización y regulación de procesos, la ordenación de los expedientes, una progresiva informatización, la conexión de los medios con otros reglamentos, como el orgánico, etc. En esencia, al dividir la estructura local en grandes Áreas Políticas, que integran y reconducen a la unidad todas las actividades, se puede conseguir el objetivo de no dejar servicio, organización, delegación o actividad fuera del conjunto. Se puede acabar así con los espacios vacíos, los conflictos por la carencia de atribución detallada de funciones, los expedientes sin dueño o con mas de uno, la descoordinación o la duplicidad de actuaciones. Se consigue igualmente luchar contra el aislamiento o el desamparo de unidades, que sin el sentido de globalidad podrían tomar rumbos diferentes o contradictorios, con la posibilidad de entrar en colisión con la de otras estructuras. Se acaba también con los reinos de taifas, la desmembración y los islotes sin coordinación. La organización, así entendida pretende ser un instrumento flexible, pues al tiempo individualiza y agrupa conjuntos de materias homogéneas, imputándolos a una unidad, dota a la misma de coherencia, permite su funcionamiento con una cierta independencia del nivel jerárquico o funcional en donde se encuentre ubicada, admitiendo incluso, por mor de esa coherencia interna, cambiar la unidad de uno a otro departamento, sin perder su esencia, cuando razones de interés global, así lo aconsejen. Esta es la pretensión y el trabajo desarrollado, ahora queda el desarrollo practico, la tramitación en el seno del Ayuntamiento, con los representantes sindicales, los órganos de decisión, etc. y su posterior aplicación, administrando aceite a los engranajes diseñados, pues todo cambio supone resistencias al mismo. También hay que prever los mecanismos de modificación, para que el conjunto organizativo sea un ser vivo, dúctil, aunque firme y estable, a los cambios, en permanente mejora, con grandes o pequeñas reformas que den respuestas a las múltiples y cada vez más innovadoras y exigentes peticiones de la sociedad local, reflejando la imagen del Ayuntamiento tal como es, la Administración mas eficaz, ágil y cercana al ciudadano. I B - La situación de hecho en Huesca. El Ayuntamiento de Huesca carecía de una formula escrita, analizada y plasmada en un documento, aunque ello no implica que se carezca de estructura, ya que los servicios se prestan y las actividades se realizan, lo que hace que de hecho exista una ordenación determinada, y cuya fotografía se evidencia en la RPT aprobada. Esta ordenación es fruto de organizaciones parciales emprendidas como consecuencia de necesidades siempre urgentes, que provocaban reestructuraciones de partes de la Administración, por ello faltaba una visión de conjunto, un análisis global. Lo que se pretende con el presente documento, y el resto de los que conforman la organización, Relación de Puestos de Trabajo, Organigrama, etc. es fotografiar esa ordenación existente, analizarla y recogerla en documentos, con el fin de obtener un conjunto estable, claro y con constancia escrita, sin margen para la inseguridad jurídica y de todo tipo que proporcionan las situaciones de hecho, lo que evidentemente redundará en la eficacia a la hora de la prestación de servicios. Esta organización impuesta por la fuerza de la prestación de los servicios, ha consolidado una ordenación con especializaciones, descentralizaciones, desconcentraciones, etc. La actividad prestacional de la Administración local creaba organismos, especializaba unidades, hacía nacer departamentos, etc. Se producían con ello la creación de organizaciones que respondían a diversos criterios estructurales, así unas respondían a las peticiones de regulación integral de diversos colectivos, como la mujer, la infancia, la juventud, etc. otros se referían al territorio, como la atención a los núcleos separados de la ciudad, otros desarrollaban servicios concretos en unidades administrativas, como el urbanismo o la cultura, y, por finalizar con los ejemplos, otros seguían criterios de organización de servicios internos, como los centrales, jurídicos o económicos. Esta amalgama de criterios organizativos produce ventajas e inconvenientes, entre los primeros tenemos la optimización de atenciones integrales a determinados colectivos, la eficacia que genera la especialización, la facilidad en la comprobación, control y cumplimiento de objetivos concretos, etc. Los inconvenientes son los derivados de la excesiva autonomía o aislamiento de algunas organizaciones, la dificultad de reconducir a la unidad criterios de dirección, la descoordinación, el aumento de costes, la mayor formación global exigida en algunos puestos, etc. Es evidente que desde algunas esferas se advertía esta disfuncionalidad y que se producían opiniones, informes, decisiones e intentos de tratar el asunto de una manera global, con buen criterio, pero no se ha concluido este análisis en la medida en que se está llevando a cabo en estos momentos. Ya se han dado pasos en este sentido, así la unificación de la contratación de bienes, servicios o suministros de las diferentes organizaciones en departamentos centrales e internos, y otras. Los buenos resultados de estas medidas hacen pensar que debe seguir profundizándose, para sacar partido de las ventajas existentes y minimizar los inconvenientes, buscando una formula organizativa que sea a la vez ingeniosa, flexible, que mueva poco la estructura actual, que fije criterios y plasme por escrito las actividades, que combine elementos procedentes de los distintos tipos de criterios de organización, los de la organización especializada conviviendo con los departamentos centrales, los servicios internos y los externos según convenga a las necesidades, utilizando la coordinación y la jerarquía, la descentralización o la desconcentración, según sea preciso, y todas aquellas técnicas organizativas que sirvan al cumplimiento de la idea global. Veamos como se plasma y fundamenta esta idea de reforma. II - Los fundamentos normativos. LA AUTONOMÍA. La Constitución Española de 1978 reconoce y garantiza la autonomía de los Municipios. En este sentido, y como manifestación del principio enunciado, tanto la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local como la Ley Aragonesa de Administración Local reconocen al Ayuntamiento de Huesca como Entidad Local, en su condición de Administración Pública, un conjunto de potestades instrumentales tales como la tributaria y financiera, reglamentaria, de planificación, de autoorganización, etc. para el ejercicio de las actividades comprendidas en la esfera de sus competencias. II A - La Potestad Reglamentaria. Entre esas potestades de las que la Ley dota a las Administraciones Locales la Reglamentaria permite dictar normas que, subordinadas a la ley, regulen los aspectos que desee la corporación dentro de los ámbitos de su competencia. Los Reglamentos pueden afectar a la esfera de los administrados, en cuyo caso se denominan externos, o bien dirigirse a la esfera interna de la propia Administración, entre estos últimos se encuentran aquellos actos que, con ese carácter reglamentario, se refieren a la capacidad de organización municipal, en el que se desarrolla la mencionada potestad de autoorganización, así el Reglamento Orgánico o la R.P.T. II B - La Potestad de Autoorganización. La Potestad de autoorganización se nos muestra como un elemento fundamental de la autonomía local, por lo que, y en relación con los instrumentos antes señalados, la potestad reglamentaria se formula como el instrumento adecuado para la regulación del régimen organizativo y de funcionamiento de los municipios, así como de sus funciones y de los servicios que prestan al conjunto de la ciudadanía de su ámbito competencial. La organización de la Administración Municipal esta sujeta a continuos cambios motivados por la necesidad de adaptación a las nuevas demandas de la sociedad a la que sirve, por lo que, al no haberse emprendido una reorganización global, la estructura organizativa del Ayuntamiento de Huesca se mostraba anticuada e incapaz de dar respuesta con eficacia a los problemas que se le presentaban. El Ayuntamiento que pretenda afrontar una fase de modernización de su estructura, con las ventajas e inconvenientes que ello conlleva, tiene que tener en cuenta que por un lado habrá criticas de los sectores más resistentes al cambio y por otro habrá quien piense que se está progresando muy tímidamente, pero para avanzar es preciso dar pasos cortos, con mesura, tras un análisis sosegado y con muchas dosis de prudencia, es aquí donde puede encontrarse el mejor criterio para seguir en la dirección del progreso. La modernización es una tarea paciente y que debe contener un criterio, el de la adaptabilidad a los cambios que propicia el tiempo, las reformas legislativas o el crecimiento poblacional o de servicios, entre otros, máxime si nos damos cuenta que nos movemos en la Administración mas cercana al ciudadano, la que mejor lee sus necesidades y la que está obligada a cambiar antes que las demás, porque el propio ciudadano le exige esa dinámica. No es suficiente con conocer las necesidades y estar alerta ante la demanda social concreta, hay que responder a ella y para esto es requisito imprescindible contar con una estructura adecuada y unos medios humanos y materiales que puedan aceptar el reto de los nuevos tiempos, con la suficiente memoria histórica como para entender el futuro. A pesar de ello los servicios funcionan, porque a veces la carencia de previsión se suple con la energía y el esfuerzo de los empleados públicos y de sus órganos políticos de decisión, pero una Administración moderna no puede estar al albedrío de la buena voluntad de sus miembros. Es el momento de iniciar la definición de la organización y mirar hacia la calidad y la eficiencia de lo público por encima de los tradicionales sambenitos sociales que el actuar administrativo arrastra desde hace siglos. Pero sin una fórmula de clasificación el conjunto de los puestos de trabajo es inmanejable, descoordinado y dispar, sin rumbo. Afrontar este asunto requiere del ejercicio de esa Potestad de Autoorganización antes aludida. III - La definición vertical: Jerarquía. En el marco de las Unidades Administrativas (y entre ellas), los puestos de trabajo se organizan jerárquicamente, de manera que el subordinado lleve a cabo las directrices del ordenante, aceptando, en virtud de ese principio, la imposición de la voluntad de aquel situado más arriba en el escalón organizativo, aunque sea distinta a la manifestada por el subordinado. Es una relación de dependencia, que deriva de la propia existencia de una organización compleja, que actúa en doble sentido, la información, hacia el ordenante y la fijación de criterios, hacia el subordinado.

La doble esfera, política y administrativa tiene también su reflejo en el ámbito de la jerarquía, la democracia supone que la decisión se encuentra en la primera de las organizaciones, la gestión en la segunda. Esto significa que, en ese sentido, la esfera política es jerárquicamente superior a la administrativa. Pero también dentro de ambas esferas existe jerarquización interna. Así la formación de mayorías que sustentan equipos de gobierno, la creación de Concejalías Delegadas para la gestión o incluso la decisión, o detentar determinados cargos, Alcaldía, etc. supone una esfera de decisión superior o subordinada, que la otra parte de la relación debe respetar. En la fórmula organizativa se propone que este principio cohesione internamente las Áreas y unidades creadas por virtud de la distribución funcional. IV - La coordinación. La organización ha de asentarse teniendo muy en cuenta el principio de coordinación, con el fin de evitar que las responsabilidades políticas y administrativas tiendan, por la propia inercia del cumplimiento de fines específicos, a aislarse del resto del conjunto, a ver únicamente como objetivo sus propios fines, identificando lo general con lo parcial. Por ello es necesario crear mecanismos de coordinación que permitan conservar la idea global, sin perder de vista los planteamientos concretos de cada parte del conjunto. Por ello se deben crear comisiones o grupos de Coordinación políticas y administrativos. En ese sentido el documento de Gobierno suscrito entre el grupo municipal socialista y el del PAR en julio de 2007, contiene la voluntad política de coordinación, sentando las bases para la creación por la Alcaldía de una Comisión General de Coordinación y otras de carácter temporal o permanente, según convenga, sus componentes y formación se realizaran por Decreto organizativo de la Alcaldía Presidencia y responderá al objeto pretendido. La coordinación fomenta la comunicación verbal entre los titulares de responsabilidades políticas y administrativas, especialmente de aquellos que tengan objetivos que se entrecrucen, mediante el trasvase de la información entre los miembros de las comisiones. V - El Organigrama. La estructura municipal se plasma en el documento denominado organigrama general, que constituye el esquema visual, jerárquico, funcional y competencial de la estructura organizativa del Ayuntamiento. Es la expresión que finalmente aprueba .- El alcalde, del Ayuntamiento, como antecedente y presupuesto básico a partir del cual se elabora la RPT, o se adapta la existente. Es evidente que el organigrama es un instrumento técnico que ordena jerárquicamente la estructura de competencias, funciones, actividades y tareas, unidades y puestos de trabajo, y que da idea de los contenidos materiales de la actividad, y sirve de apoyo para fijar las retribuciones conectadas a los puestos, los complementos de destino y especifico. Es esqueleto organizativo porque dimensiona, cualifica y cuantifica la propia organización, introduce técnicas de organización, y especializa por conjunto. VI - La Relación de Puestos de Trabajo. El más importante de los documentos organizativos es, sin lugar a dudas, la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), por su trascendencia en todos los órdenes, y su íntima conexión con el presente Reglamento y con el desarrollo que del mismo realice el Alcalde Presidente, puesto que estos actos administrativos, realizan la ordenación funcional de las actividades administrativas. La suma de estos instrumentos integra las funciones de las unidades y las tareas de los puestos. Los puestos de trabajo así descritos forman, en gran medida, el soporte que sustenta las unidades y éstas a su vez, junto con las que puedan contener o en las que puedan integrarse, componen un cuerpo único, un todo homogéneo que es la estructura local. VII - Procedimientos, procesos y expedientes. La aprobación de instrumentos de ordenación especificados, traen consigo una alteración de los procedimientos, los procesos y los expedientes. Los procedimientos administrativos fijados en la ley se deben normalizar y sobre la base de un programa informático de seguimiento de expedientes, articularse la columna vertebral de la organización Procedimental. Los procesos, esto es los movimientos internos de los documentos, los cauces por los que se camina en la vida administrativa, deben también organizarse en torno al principio de eficacia, para conseguir agilidad administrativa. Finalmente los expedientes concretarán las tareas de los puestos de trabajo y la responsabilidad en la tramitación de las unidades. Es el elemento básico y formal que prepara la decisión y sirve de constancia administrativa. Por ello es esencial que la organización contemple funciones que analicen y solucionen, por esta vía, las disfunciones que se producen con las perdidas de expedientes, que se disponga de medios para facilitar el archivo, y que contengan toda la información necesaria. Por ello debe contemplarse la centralización de funciones de análisis organizativo general. La organización, en su conjunto, debe poner especial énfasis en las operaciones o tareas de Registro y Numeración, al recibir el primer documento, en el seguimiento, impulso y control por la unidad responsable o «propietaria» del expediente, y en la integridad del mismo, ya que debe contener todas las actuaciones y en los formatos en los que se plasman los actos administrativos (documentos, actos, fotos...) ordenando, foliando... para conseguir un archivo eficaz, con cuadros de organización de fondos de la oficina. La atribución de funciones, actividades y tareas, facilita estas cuestiones, pues conlleva la responsabilidad de cada unidad, en una serie de actividades especificas, así las unidades cuya función se corresponda con el objeto principal, núcleo, o parte central de un expediente serán las responsables de su custodia, registro, ordenación y de llevar a cabo, o impulsar toda su tramitación. La «unidad responsable o propietaria» de esos expedientes, impulsa los procedimientos en su unidad y en el resto de unidades. Así entendido el funcionamiento de las unidades es de órganos ejecutivos respecto de sus propias actividades y tareas y de asesoramiento o «staff» respecto de las funciones de las demás unidades administrativas y en lógica correlación las unidades deben prestarse apoyo y colaboración recíprocas. VIII - Actos de organización. Los distintos tipos de organización, la política y la burocrática son objeto de actos de organización diferentes. La estructura política es un acto discrecional del equipo de gobierno que divide las tareas de preparación política de las decisiones entre los concejales miembros del mismo, y a los que atribuye distintos niveles de decisión, en relación con los conjuntos referidos a las competencias locales. Esta decisión se plasma en distintos actos orgánicos, la discrecionalidad en la decisión de las Áreas, Ámbitos, Delegaciones, Responsabilidades, etc., es interna del equipo, pero tiene su reflejo en la sesión de Organización del Ayuntamiento tras las elecciones locales. La estructura administrativa está íntimamente relacionada con la Relación de Puestos de Trabajo, pues del contenido de ésta ultima se derivará la plasmación orgánica de dicho conjunto, y por tanto habrá de determinarse mediante los procedimientos establecidos en la ley como necesarios para su aprobación por el Pleno, como un verdadero Reglamento. Pero este es el enunciado general, porque la realidad es que existen múltiples actos de los órganos de gobierno que inciden en ambas estructuras: - así las decisiones del Pleno que modifiquen la estructura, las relativas a la aprobación del Reglamento Orgánico, la organización complementaria, ámbito de las comisiones, consejos, creación de órganos, delegaciones, nombramiento de representantes, resolución de conflictos de atribuciones, etc. - también las resoluciones de la Alcaldía, que mediante decretos determina cuestiones organizativas, así las delegaciones de sus competencias, (tanto si delega la facultad de decisión, como si solo delega la gestión política), las resoluciones en ejercicio de la atribución de dirección del gobierno y la administración municipal, o los servicios, la propia organización de la estructura en el marco del Reglamento orgánico, la resolución de conflictos de atribuciones entre órganos complementarios no colegiados, la creación o modificación de unidades, etc. IX - La Estructura. La Autonomía de organización permite al Ayuntamiento plasmar la estructura más acorde con sus propias idiosincrasias y necesidades. Por ello se ha tratado de establecer las bases para que cada Gobierno Local pueda establecer la más idónea. La estructura debe ser fiel a los principios básicos enunciados, organizándose mediante el desarrollo de elementos de definición vertical (principio de jerarquía), elementos horizontales (principio de división del trabajo por unidades con asignación de gestión de materias) y la evidente y necesaria introducción del principio de coordinación. El Ayuntamiento de Huesca reconoce la existencia de dos tipos de organizaciones que conviven en su seno y que necesariamente han de estar coordinadas, ser homogéneas y tener cohesión material, para poder dar cumplimiento al fin último de toda Administración, el interés general. Estos dos tipos de Organizaciones son: La organización política y La organización administrativa. La Organización Política asume la competencia de la decisión, desde el inicio de los procedimientos hasta su resolución, la segunda proporciona la base, los datos, la información, el expediente para la decisión y ejecuta las resoluciones o acuerdos adoptados. La Organización Política la decide el equipo de Gobierno, la Administrativa el Pleno y el Alcalde del Ayuntamiento. X - La Actividad Política. La organización Política se estructura en órganos y Unidades: Los órganos que adoptan las decisiones que conforman la estructura esencial del Ayuntamiento, detentan las competencias mediante atribución y son: ? Ayuntamiento Pleno y Alcalde Presidente. A ellos está subordinada la estructura organizativa complementaria, especialmente al Alcalde como órgano que dirige la Administración municipal y organiza los servicios administrativos dirigiéndolos, impulsándolos e inspeccionándolos. Junta de Gobierno Local. Comisiones del Pleno. Tenientes de Alcalde. Concejales. Grupos Políticos Municipales. Junta de Portavoces. Delegados. Representantes. Resto de órganos que existan de la estructura organizativa política. Las Unidades de la organización Política son Áreas, Ámbitos, Responsabilidades, o cualesquiera otra fórmula de división material de la gestión de las competencias: Cada una de estas estructuras tiene atribuida la dirección y gestión política de las Potestades y Competencias, relativas a las funciones de las Unidades Administrativas que comprenda, como resultado del principio de división del trabajo en la Corporación, la decisión de los distintos equipos de gobierno. Se concreta, en última instancia, en la división del trabajo que genera órganos colegiados y unipersonales en la estructura complementaria de la Corporación. Se ha creído conveniente sentar las bases para facilitar el diseño de áreas políticas por los distintos Gobiernos Locales, indicando una serie de grupos de materias con características afines, para que cada gobernante pueda aplicar el principio de división del trabajo desde su propia concepción política de la acción municipal. Así la estructura se pone al servicio del ejercicio del poder que la Ley le otorga, para el cumplimiento de los fines específicos que encomienda a los municipios, desarrollando las Potestades Administrativas en el marco de las Competencias concedidas. Son, precisamente, esas Potestades, las que otorgan poder jurídico, por ley, para adoptar decisiones con fuerza de obligar a terceros, y deben desarrollarse dentro del contenido de las competencias, también otorgadas por la propia ley. La ley distribuye entre los órganos de gobierno municipales mediante la técnica de la atribución la competencia de los órganos con capacidad de decisión, Alcalde, Ayuntamiento Pleno, etc. Pero nada dice la ley sobre la distribución de las tareas de gestión de las mismas y el tratamiento en la órbita de los órganos locales complementarios, de ese amplio elenco de órganos de la organización política, desde los individuales, concejales delegados, con o sin capacidad de decisión, pero si de gestión política, hasta los colegiados, Comisiones Informativas, Comisiones permanentes o no, ordinarias o especiales, Juntas, Consejos Sectoriales, etc. Por ello en cada creación o modificación de estructura complementaria (sesiones plenarias de organización) deben asignarse a cada órgano político, expresamente, la gestión o decisión sobre partes de la actividad administrativa, en primer lugar asignando contenido (Potestades, competencias, gestión política...) a las Áreas y Ámbitos, y en segundo lugar integrando todos los órganos dentro de estos conjuntos organizativos. Así cada reforma de la estructura, por creación o supresión de órganos, no supondrá alteración de los contenidos funcionales, sino redistribución de los mismos. Bases de la Organización Política. Es competencia de cada equipo de gobierno del Ayuntamiento de Huesca organizar y estructurar las responsabilidades políticas con total discrecionalidad, así como sus modificaciones. No obstante, a titulo meramente indicativo y con el objetivo de facilitar el ejercicio de esa potestad autoorganizativa a cada equipo gobernante, las funciones materiales en las que se ordenan las diferentes Potestades y Competencias municipales otorgadas por la ley, son las siguientes: A) Funciones Institucionales de Gobierno. Aquellas actividades de carácter decisorio, institucional, general y residual, que se plasman en los órganos de gobierno democráticos establecidos por la legislación de régimen local. B) Funciones de Seguridad y Emergencias. Las relativas a la Seguridad, tráfico, transporte urbano, prevención y protección ciudadana ante las emergencias y servicio de bomberos. C) Funciones de Administración General. Aquellas relacionadas con los servicios internos, la gestión y tramitación administrativa que sostiene la organización, la Administración propiamente dicha. Sirve, mas que a los ciudadanos, al resto de la organización como tal y contiene esencialmente los medios de los que se vale la Corporación, como persona jurídica que es, para actuar. Incluye en su seno los medios jurídicos, personales, tecnológicos y económicos. Es el conjunto con mayor información global y ha de contener el peso de la coordinación administrativa. D) Funciones de Servicios al Territorio. Estas funciones responden a servicios externos que, aunque dirigidos al ciudadano, tienen una base de actuación territorial. Así se contienen las actividades urbanísticas, medioambientales y de otros servicios, incluyendo en estos últimos la actividad directa de la corporación en inversiones, obra pública, mantenimiento y conservación de infraestructuras, edificios y servicios o el alumbrado. E) Funciones de Servicios a la Comunidad.

Este conjunto contiene las actividades de los servicios orientados más directamente al ciudadano, o a determinados colectivos, se encuadran en la misma las relativas a los servicios sociales, educación, formación para la inserción, los relativos a la Mujer, infancia y juventud, mayores, nuevos residentes, los deportivos, de ocio, la cultura, la participación ciudadana y la relación con los municipios incorporados. Aquí se engloba la actividad más social y que supone el plus de calidad que un Ayuntamiento moderno ha de ofrecer a una ciudadanía cada vez mas consciente del importante papel que supone la participación de los Ayuntamientos en la mejora de la calidad de vida, en la defensa de las minorías, en el reconocimiento de los derechos ciudadanos y, en definitiva, la puesta en práctica, la materialización de proyectos y servicios que van mas allá del estricto y literal cumplimiento de las competencias locales, entrando de lleno en el campo de la filosofía, la ética y los valores sociales que permiten valorar el posicionamiento y calidad de una ciudad. F) Funciones de Desarrollo. Finalmente este último grupo contiene los servicios orientados más directamente al fomento, la industria, el comercio y el turismo. Un conjunto que engloba todo lo relacionado con el desarrollo socioeconómico y la visión estratégica de la ciudad, desde las actividades meramente internas (infraestructuras, suelo industrial, ayudas a las empresas, asesoramiento, etc.) a las de participación con otras instancias institucionales, empresas públicas y privadas de interés social que operan en el territorio municipal. XI - División material en la organización administrativa. En el ámbito de la organización Administrativa la labor consiste en un primer momento en agrupar en conjuntos coherentes las materias próximas, denominando los mismos como Funciones, Actividades y Tareas. En la segunda fase, se trata de atribuir esas funciones, actividades y tareas definidas, a las unidades y puestos de trabajo que se creen, para conseguir la misma pretensión de permanencia y estabilidad funcional mencionada anteriormente. La organización Administrativa ha de estructurarse en Unidades, ordenadas jerárquicamente en: Departamentos, Servicios, Secciones, Negociados y otras unidades subordinadas, conjuntos organizativos con distintas denominaciones, producto del uso y la costumbre local que se mantienen: A cada una de estas Unidades se le han de atribuir la gestión de las funciones y actividades producto del principio de división del trabajo, y a los puestos de trabajo, que se integran en las Unidades, hay que atribuirles las tareas concretas, que desarrollan las funciones y actividades y la propia descripción general de los mismos. Un listado de grupos de actividades administrativas sería el siguiente: A) Función de apoyo a la Alcaldía. Es la función a la que se le encomienda la misión de desarrollar las actividades de apoyo administrativo a la Alcaldía, nexo de unión entre la organización política y administrativa de la Corporación, las relaciones interinstitucionales y con la ciudadanía. Asimismo las actividades de impulso de implantación y modificación del Reglamento Orgánico y de la Estructura Organizativa Básica, cuya ratificación corresponderá al Pleno de la Corporación, así como de los métodos y procedimientos que garanticen la eficacia, eficiencia y calidad de los servicios municipales y cuya gestión se desarrolla en la función de Organización. Contiene funciones que tienen ese carácter institucional añadido como las del Círculo Oscense. B) Policía Local. La función desarrolla las actividades de la Corporación local en relación con las competencias atribuidas a la misma sobre la seguridad en lugares públicos, y la garantía de la tranquilidad y sosiego en el desarrollo de la convivencia ciudadana, así como la ordenación del tráfico de vehículos y personas en las vías urbanas y caminos rurales. Igualmente la función de la Seguridad Ciudadana contiene las actividades municipales destinadas a satisfacer las necesidades ciudadanas en materia de seguridad, esencialmente en relación con la policía y la vigilancia, la colaboración en la policía judicial, el orden público, las situaciones extraordinarias de emergencia y el trafico en el municipio. C) Bomberos y Protección Civil La función desarrolla las actividades de la Corporación local en relación con las competencias atribuidas a la misma sobre la protección civil, la prevención y extinción de incendios. D) Secretaría General. La Secretaría General es la función pública necesaria comprensiva de la fe pública y el asesoramiento legal preceptivo, así como las de Asuntos Generales, atención e información al ciudadano, organización, población, elecciones, asuntos jurídicos, archivo general, Patrimonio y Contratación y la Jurídico Administrativa de Urbanismo y Medio Ambiente. E) Recursos Humanos Al Ámbito de Recursos Humanos le corresponde como misión el diseño y aplicación de las actividades de política de personal integradora de los intereses de los empleados municipales (funcionarios-laborales), con los propios del Ayuntamiento, todo ello al objeto de conseguir una mejor prestación de los servicios públicos municipales de acuerdo con los objetivos. F) Tecnologías de la Información y Comunicaciones. La Función de Informática Municipal tiene como misión la planificación, organización y realización de las aplicaciones y los medios informáticos integradores de los intereses de todas las Funciones Municipales, en concordancia con los objetivos estratégicos marcados por la Corporación. G) Economía y Hacienda. La Función de Economía y Hacienda tiene como misión desarrollar el control y seguimiento de la ejecución de las partidas presupuestarias, correspondientes a las actividades, de las concesiones administrativas y de los contratos municipales relativos a las actividades incluidas en el ámbito Presupuestario, de Intervención, de Contabilidad, de Tesorería y de Gestión Tributaria. H) Urbanismo. El Ámbito Técnico de Urbanismo tiene como misión, desde el punto de vista técnico, el desarrollo y supervisión integral de la actividad urbanística municipal, que se centran fundamentalmente en el Planeamiento, Intervención y la Gestión Urbanística, así como en la ejecución y desarrollo técnico de obras, proyectos e infraestructuras, así como proporcionar el debido soporte cartográfico y desarrollo técnico a las anteriormente señaladas. I) Servicios. La Función de Servicios y Mantenimiento tiene como misión principal la planificación, desarrollo y ejecución de las funciones de control y seguimiento de la ejecución de mantenimiento de la infraestructura urbana de carácter público y de las dependencias e instalaciones municipales, y de la dirección, control e inspección de los servicios públicos, relacionados con su ámbito, concedidos o contratados. J) Medio Ambiente. Recogiendo la amplia sensibilización social en la materia, se crea la esfera de Medio Ambiente con el objetivo de incrementar la calidad de vida de la ciudadanía oscense, abarcando conjuntos funcionales de servicios medioambientales, los parques, jardines y zonas verdes de la Ciudad, cementerio, la limpieza y los Residuos sólidos y otro conjunto integrado por el control ambiental de actividades, y la calidad y control de las aguas de suministro público. K) Acción Social. El Ámbito de Acción Social tiene como misión la dirección y gestión de las competencias, actividades, programas y planes de actuación municipal en materia de Servicios Sociales, y Sanidad, bien sean en ejecución de competencias propias, delegadas del Gobierno de Aragón o voluntarias y, en especial, la gestión de los equipamientos municipales propios de los ámbitos de actuación de la Función L) Cultura. Al Ámbito de Cultura, le corresponde la misión de dirigir y gestionar las competencias, actividades, programas y planes de actuación municipal en materia de Cultura. La gestión de Infraestructuras para actividades socioculturales, la de las competencias, actividades, programas y planes de actuación municipal en materia cultural. La dirección y gestión de la red de bibliotecas de la ciudad, del Infocentro Municipal y la actividad de fiestas municipales. M) Educación. Al Ámbito de Educación, le corresponde la misión de dirigir y gestionar las competencias, actividades, programas y planes de actuación municipal en materia de Educación. La gestión de Infraestructuras para actividades educativas, la de las competencias, actividades, programas y planes de actuación municipal en materia educativa. La dirección y gestión del centro de educación infantil cero a tres años N) Deportes y Ocio. Al Ámbito de la función de Deportes y Ocio corresponden las de Animación y Difusión Deportiva que engloba lo relativo a la Intervención deportiva en los distritos de la ciudad y núcleos rurales del término municipal. La Gestión de actividades deportivas de iniciativa ciudadana o municipal. Prestar el soporte técnico, relativo a actividades de difusión deportiva que, en su normal funcionamiento, pudiese requerir otras Funciones. Y la coordinación de todas aquellas gestiones precisas para el desarrollo de los programas y actividades derivadas del funcionamiento ordinario de las mismas. Igualmente se contienen en el ámbito de la función las de Equipamientos Especializados y Cooperación Deportiva, que tiene atribuida la administración de los equipamientos deportivos así como la coordinación de todas aquellas gestiones precisas para el desarrollo de los programas y actividades derivadas del funcionamiento ordinario de los mismos. El estudio, informe y/o propuesta de acuerdos de cooperación deportiva, convenios con otras entidades, subvenciones, o supervisión y control de publicaciones. O) Desarrollo. La función de Desarrollo encuadra las de Fomento y Turismo, que aglutinan la promoción de iniciativas de índole económico y social orientados a dinamizar e impulsar actividades empresariales que reactiven la economía, el turismo y el empleo en la ciudad, dentro del ámbito de las competencias que en esta materia tiene atribuidas los municipios, estructurándose en bloques diversos, el del Fomento, el empleo propiamente dicho, el del turismo y la actividad económica del matadero. XII - CONCLUSIONES. Las señas de identidad de la nueva Administración Municipal, resultante de esta reforma, han de ser las siguientes: a) Una Administración que medie ante intereses en conflicto, que promueva la estabilidad, y propicie la convivencia y la cohesión social, actuando sobre la base de la jerarquía, la división del trabajo y la coordinación. b) Una Administración que asegure infraestructuras y servicios que mejoren la calidad de vida de los oscenses, de manera eficaz y eficiente, detectando nuevas necesidades mejorando la prestación de los servicios municipales y corrigiendo las posibles deficiencias observadas. c) Una Administración orientada al ciudadano, en la que se pueda sentir tratado como un cliente, accesible, comprensible, transparente, abierta y constructiva, que escucha y responde a sus problemas. d) Una Administración equilibrada y austera, que establezca prioridades y evalúe costes, gestionando eficazmente los recursos de que dispone, que necesariamente son limitados. Por todo ello, las presentes bases nacen con una doble misión: la de servir de marco reglamentario, normativo, a la estructura organizativa municipal y servir de instrumento informativo, y, al mismo tiempo pedagógico, que facilite de manera clara y explícita una visión global de la Corporación que, dada la amplitud y variedad de las funciones que desarrolla, se nos presenta como una organización compleja, que aglutina a un conjunto de medios personales y materiales orientados a conseguir, como objetivo principal, prestar servicios a la sociedad oscense bajo los principios constitucionales de economía, eficiencia y eficacia. TITULO I Disposiciones Generales. Art. 1 Principios generales. 1. El Ayuntamiento de Huesca, como entidad territorial básica más cercana al ciudadano, es el responsable del gobierno y administración del Municipio, en el ejercicio de las potestades y competencias que le son propias. 2. El Ayuntamiento asume pues, las competencias que la Ley le atribuye y para la gestión de sus intereses, en ejercicio de su autonomía y promueve cuantas actividades y presta cuantos servicios públicos contribuyen a satisfacer las necesidades y aspiraciones de la comunidad vecinal. 3. El Ayuntamiento dispondrá, en todo momento, de una estructura organizativa aprobada y puesta al día de todos los conjuntos organizativos que integren la misma, definiendo los órganos, las responsabilidades, las delegaciones, las distintas áreas y ámbitos en la esfera de la función política y los departamentos, servicios, secciones, negociados y unidades que componen la esfera de la función administrativa. En la sesión extraordinaria que ha de convocarse dentro de los treinta días siguientes a la constitución de la Corporación, el Pleno se pronunciará sobre la revisión de la estructura vigente y, caso de no hacerlo, se entenderá prorrogada la ultima aprobada. 4. En cualquier momento, la estructura organizativa de la Administración Municipal podrá ser revisada por decisión del órgano competente, bien un simple acuerdo plenario, o resolución de la Alcaldía, previos los trámites de información de la propuesta a los representantes del personal, y los respaldos financiero, y administrativo, si fueran necesarios. 5. Los acuerdos que adopte la Corporación sobre la plantilla de personal y relación de puestos de trabajo, a que se refiere el apartado i) del artículo 22 de la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local, y el Estatuto Básico del Empleado Público, deberán ajustarse a la estructura organizativa del Ayuntamiento, completada con las descripciones de los puestos de trabajo, relaciones estructurales y tareas de los mismos, que servirán de fundamento indispensable a los referidos acuerdos. 6. El organigrama municipal, plasmación visual esquemática y jerarquizada, de la estructura organizativa municipal deberá ajustarse a las normas del Reglamento, pero no se entenderá parte integrante del mismo y, en cualquier caso, el acuerdo aprobatorio o revisor del organigrama no tendrá carácter normativo. Art. 2 Elementos e instrumentos de la organización estructural corporativa. Los elementos e instrumentos que se utilizan para la organización de la estructura corporativa del Ayuntamiento son: a) Los principios Organizativos. b) La estructura de la función Política. c) La estructura de la función Administrativa. TITULO II Los principios organizativos Art. 3 La distribución horizontal de las funciones y estructura de unidades. La Administración Local actúa ejerciendo el poder que la Ley le otorga, desarrollando las Potestades Administrativas, para el cumplimiento de sus fines, en el marco de las Competencias concedidas. El diseño de la estructura de unidades se basa en esas Potestades Administrativas y en la aplicación del principio de división del trabajo, que desarrolla las competencias administrativas y las subdivide en funciones, actividades y tareas. 1 - Objeto de la acción de las Unidades Las Unidades Administrativas se integran por las funciones y actividades que el Alcalde, por decreto, determina, en el marco de la organización aprobada por el Pleno. Estas constituyen el núcleo principal al que se refieren las tareas de los puestos de trabajo que se encuadran en cada unidad. 2 - Funciones, actividades y tareas. Funciones. La función es la capacidad de acción, o la propia acción asignada a las unidades administrativas, el conjunto concreto de facultades atribuidas a las mismas como resultado de la distribución racional, con criterios jerárquicos y objetivos, de la competencia general de la Corporación local, en los distintos ámbitos y unidades administrativas. Se desglosa en las actividades y tareas encomendadas a otras unidades en las que se subdivida o a los puestos de trabajo que integra. Actividades. Las funciones asignadas a las unidades administrativas, se descomponen en actividades, que son el conjunto de operaciones o tareas que se llevan a cabo para el cumplimiento efectivo de la propia función, se realizan por una unidad administrativa, un puesto de trabajo o conjunto de ellos. Tareas.

La tarea es el conjunto de operaciones o labores concretas mediante las que se ejecutan proyectos y se desarrollan las actividades. Las tareas versan sobre las materias objeto de la competencia local y de la unidad en la que se inscribe el puesto de trabajo. Son los elementos que conectan la actividad, con la materia objeto de un puesto de trabajo. Integran el núcleo principal de la descripción de los puestos de trabajo. Instrucciones de servicio. Aquellas ordenes verbales o escritas que desarrollan y concretan las tareas generales asignadas a los puestos de trabajo, dictadas por el superior al subordinado jerárquico. Habilitación de desempeño. La superación de las pruebas que se exigen en la selección de empleados públicos, otorgan especialización en distintos niveles de conocimientos, titulaciones, profesiones, oficios o estudios concretos, integrando al personal en las plazas de plantilla. Esta preparación es la habilitación que poseen los titulares de las plazas de la plantilla para desarrollar tareas administrativas y acceder a los puestos de trabajo. El desempeño de las tareas en el puesto de trabajo, con carácter habitual y una preparación específica administrativa, determina el contenido del empleo de los agentes públicos. Art. 4 El principio de jerarquía. Los puestos de trabajo se ordenan jerárquicamente, en el marco de las Unidades administrativas. El puesto subordinado lleva a cabo sus tareas en el marco de las instrucciones o directrices del ordenante, situado en el rango superior del escalón organizativo. Esa relación de dependencia, deriva de la propia existencia de la organización y actúa en doble sentido, la información, hacia el ordenante y la fijación de criterios, hacia el subordinado. El contenido de la jerarquía conlleva mando, dirección, significa dar directrices, órdenes e instrucciones a los puestos de trabajo subordinados, control y evaluación de tareas y cohesión y coordinación de las actividades de los puestos y unidades comprendidos en la esfera de actuación del puesto de trabajo jerárquicamente superior, tanto de forma directa, inmediata, como indirecta, a través de otros puestos de trabajo. Art. 5 La coordinación. La coordinación tiene como fin preservar el interés general del Ayuntamiento mediante la determinación de las prioridades y la acción concertada de las diversas partes del conjunto global. Los intereses generales priman sobre los parciales de cada parte de la organización. La coordinación se manifiesta especialmente en los grupos o comisiones de coordinación. Art. 6 La eficacia estructural. En la definición de la estructura se tenderá a evitar el excesivo fraccionamiento, departamentalización o especialización de la misma. Se deben rechazar los conjuntos que tiendan al absurdo organizativo, por cualquier motivo, la alteración de la economía de medios, la eficacia en la consecución de fines, la excesiva división del trabajo o conjuntos de escasos puestos de base o elevados puestos de mando. Art. 7 Organigrama. El Organigrama es el esquema visual, jerárquico, funcional y competencial, que aprueba el Alcalde y refleja las decisiones organizativas del Pleno del Ayuntamiento y de la propia Presidencia. El Ayuntamiento se estructura en los órganos y conjuntos organizativos de las esferas Política y Administrativa, que constan en el organigrama. Ese esqueleto organizativo refleja gráficamente las conexiones entre esferas, órganos y conjuntos organizativos. Debe igualmente reflejar los enlaces que la función directiva representa. Debe servir como instrumento técnico, que plasme el contenido de la ordenación estructural definida en la correspondiente normativa, o documentación técnica, y ordene: a) las competencias, potestades y atribuciones de los órganos y conjuntos organizativos políticos, b) el espacio y funciones directivas, y c) las funciones, actividades y tareas, de las unidades administrativas, y los puestos de trabajo. TITULO III La función política Art. 8 La estructura de la función política. La Organización Política se estructura de acuerdo con el contenido de la función. Es la esfera política la que detenta la capacidad de decisión derivada de las potestades otorgadas por ley para el ejercicio de las competencias. Art. 9 Las potestades de la Administración. 1 - Las potestades y prerrogativas locales: El Ayuntamiento de Huesca, como Administración Local ostenta las potestades y prerrogativas, otorgadas por la legislación básica de régimen local y la correspondiente aragonesa, que siguen: • Potestad reglamentaria. • Potestad de autoorganización. • Potestad tributaria y potestad financiera, • Potestad de programación o planificación. • Potestad expropiatoria. • Potestad de investigación, deslinde y recuperación de oficio de sus bienes. • Potestad de ejecución forzosa de sus actos y acuerdos. • Potestad sancionadora. • Potestad de revisión de oficio de sus actos y acuerdos. • Prerrogativa de presunción de legitimidad y ejecutividad de sus actos y acuerdos. • Prerrogativa de inembargabilidad de sus bienes y derechos. • Prerrogativa de prelación y preferencias para sus créditos. • Aquellas otras otorgadas por ley. 2 - La potestad de autoorganización: a) Potestad de autonomía organizativa: El Ayuntamiento, como entidad integrante de la Administración Local, goza, por disposición del articulo 140 de la Constitución Española de 1978, de Autonomía para la gestión de sus propios intereses. En méritos de la misma el articulo 4.1.a) de la Ley 7/85, Reguladora de las Bases del Régimen Local, de 2 de Abril, y 3 de la Ley 7/99 de Administración Local de Aragón, habilita al municipio para ejercer la potestad discrecional de autoorganización, poder jurídico suficiente para regular la estructura local, mediante los principios que se contienen en la Ley y en el desarrollo reglamentario. b) Ámbito de aplicación: La normativa reglamentaria municipal se aplicará a la estructura organizativa de los órganos y de los conjuntos organizativos políticos y administrativos de la entidad local y su incidencia en los medios personales y materiales del Ayuntamiento. Está sometida a la Ley e integrada en la jerarquía del ordenamiento jurídico. c) Contenido de la potestad de autoorganización: La Potestad de autoorganización se ejerce con relación a los órganos y las unidades, respecto de su creación, modificación, alteración o supresión, la reestructuración de los servicios y consecuentemente de los conjuntos organizativos afectados, la distribución de competencias y funciones entre los mismos, con arreglo al principio de división del trabajo y en relación con el personal al servicio de la Administración, respecto de la reestructuración de los titulares de los órganos y de los Cuerpos, Escalas, etc. del mismo. d) Límites de la potestad de autoorganización: El limite de la potestad de autoorganización se encuentra en el del respeto a los derechos adquiridos, enmarcados en el espíritu conformado por el Estatuto Básico del Empleado Público y disposiciones concordantes. e) Requisitos para la creación de órganos y unidades administrativas: Han de cumplirse los que la Ley 30/92, de 27 de Noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y Procedimiento Administrativo Común, exige en su articulo 11, que se concretan en: A) Que se determine la forma de integración en la estructura organizativa y la dependencia jerárquica de los nuevos órganos, B) Que se delimiten las funciones y competencias y C) Que se doten los créditos necesarios para su puesta en marcha y funcionamiento. Asimismo ha de estarse a lo que los Reglamentos Corporativos determinen, entre otros el de Provisión de Puestos de Trabajo. Art. 10 La competencia. 1 - Contenido de la competencia: a) Concepto de competencia: Es el conjunto de funciones, facultades y potestades que conforman la actividad general de la Corporación y que se atribuyen a la administración mediante el principio de división del trabajo, aplicando los criterios jerárquico y objetivo para distribuirla. b) Titulares de la competencia: La competencia reside en los órganos administrativos, tanto en los necesarios, determinados por la Ley, el Ayuntamiento Pleno y la Alcaldía, además de la Junta local de Gobierno, como en los creados por la propia Corporación, colegiados o unipersonales. c) Técnicas organizativas: Se utilizarán, para la efectiva aplicación de los principios organizativos, las técnicas de delegación, avocación, sustitución, suplencia, resolución de conflictos, encomienda de gestión y delegación de firma, a efectos de regular el funcionamiento de los órganos y las unidades administrativas, el flujo de transferencias, las alteraciones producidas por mal funcionamiento o vacantes, la acumulación de tareas, o la resolución de conflictos de atribución de competencias o asignación de funciones. Estas técnicas se desarrollan en el correspondiente Reglamento municipal. 2 - Las competencias atribuidas a la Administración Local: Los ámbitos de la acción pública en los que los municipios podrán prestar servicios públicos y ejercer competencias, con el alcance que determinen las leyes del Estado y de la Comunidad Autónoma reguladoras de los distintos sectores de la acción pública, son: a) La seguridad en lugares públicos, así como garantizar la tranquilidad y sosiego en el desarrollo de la convivencia ciudadana. b) La ordenación del tráfico de vehículos y personas en las vías urbanas y caminos rurales. c) La protección civil, la prevención y extinción de incendios. d) La ordenación, gestión, ejecución y disciplina urbanística del término municipal; la promoción y gestión de viviendas; los parques y jardines, la pavimentación de vías públicas urbanas y la conservación de caminos rurales. e) El patrimonio histórico-artístico. f) La protección del medio ambiente. g) Los abastecimientos, los mataderos, ferias, mercados y la defensa de usuarios y consumidores. h) La protección de la salubridad pública.

i) La participación en la gestión de la atención primaria de la salud. j) Los cementerios y servicios funerarios. k) La prestación de servicios sociales dirigidos, en general, a la promoción y reinserción sociales, y en especial, a la promoción de la mujer; la protección de la infancia, de la juventud, de la vejez y de quienes sufran minusvalías. l) El suministro de agua, el alcantarillado y el tratamiento de aguas residuales; el alumbrado público; los servicios de limpieza viaria, recogida y tratamiento de residuos. m) El transporte público de viajeros. n) Las actividades e instalaciones culturales y deportivas; archivos, bibliotecas, museos, conservatorios de música y centros de bellas artes; la ocupación del tiempo libre, el turismo. ñ) La participación en la programación de la enseñanza y la cooperación con la Administración educativa en la creación, construcción y mantenimiento de los centros docentes públicos; la intervención en los órganos de gestión de los centros docentes y la participación en la vigilancia del cumplimiento de la escolaridad obligatoria; la promoción de actividades educativas. o) El fomento de los intereses económicos de la localidad y del pleno empleo; la mejora de las estructuras agrarias y la prestación de servicios de interés general agrario. p) La prestación de servicios de radio y televisión locales y otros servicios de telecomunicación local. q) Aquellas otras otorgadas por ley. 3 - Los servicios locales obligatorios: El Ayuntamiento de Huesca debe prestar los siguientes servicios municipales: 1. Abastecimiento domiciliario de agua potable. 2. Alcantarillado y tratamiento adecuado de las aguas residuales. 3. Alumbrado público. 4. Cementerio y policía sanitaria mortuoria. 5. Recogida, transporte y eliminación de residuos urbanos. 6. Pavimentación y conservación de las vías públicas, limpieza viaria, acceso a los núcleos de población. 7. Gestión de los servicios sociales de base. 8. Control sanitario de alimentos, bebidas y productos destinados al uso o consumo humano. 9. Control de edificios y lugares de vivienda y convivencia humana. 10. Control de industrias, actividades y servicios. 11. Control de transportes. 12. Control de ruidos y vibraciones, y garantía de la tranquilidad y pacífica convivencia en los lugares de ocio y esparcimiento colectivo. 13. Tratamiento secundario o proceso equivalente de las aguas residuales urbanas. 14. Parque público. 15. Biblioteca pública. 16. Mercado. 17. Implantación de sistemas de recogida selectiva de residuos urbanos. 18. Protección civil. 19. Gestión de las ayudas sociales de urgencia. 20. Prevención y extinción de incendios. 21. Instalaciones deportivas de uso público. 22. Aquellos otros otorgados por la ley. Art. 11 Conjuntos organizativos de la función política: Las unidades de la organización política son aquellos conjuntos organizativos a los que se les atribuyen sectores de la acción política municipal. Contienen órganos municipales cuya denominación, competencias, contenido, configuración, etc. viene determinado por el acuerdo o resolución que los crea. Las competencias, responsabilidades, delegaciones o cualesquiera otra forma de agrupación o división material de la acción política se jerarquizarán en virtud del organigrama político de referencia. Cada una de esos órganos tendrá atribuido un núcleo de facultades materiales que se harán constar en la decisión, acuerdo o resolución, que determine su creación. Cuando una decisión política necesite de la actuación de distintos órganos, el contenido que debe examinar el órgano decisor, será la suma de cada uno de los dictámenes o propuestas remitidos por cada órgano, correspondiendo a cada uno de ellos informar o proponer sobre aquella parte material que entra dentro de su ámbito competencial. En estos casos, cada órgano remitirá al siguiente en el proceso, el dictamen o propuesta que le corresponda. Los posibles conflictos que surjan entre ellos sobre el contenido o límites de las facultades serán resueltos por el órgano que determinó su creación. Tienen como objetivo desarrollar las competencias municipales en los sectores de actividad que se le atribuyen. 1 - Área: El Área es cada uno de los conjuntos organizativos superiores en los que se divide la estructura política de la Corporación. 2 - Ámbito: El Ámbito es el conjunto organizativo siguiente en rango a las Áreas. Art. 12 El ámbito de la función directiva: El ámbito de la función directiva es aquel que conecta ambas esferas, la política y la administrativa, dirigiendo la función administrativa al ejecutar las decisiones de la esfera política. TITULO IV La función administrativa Art. 13 Desarrollo de las competencias: La competencia se distribuye en funciones, actividades y tareas, aplicándose los principios de descentralización burocrática o desconcentración y de división del trabajo. Las funciones y actividades se asignan a las unidades administrativas y las tareas a los puestos de trabajo derivados de la estructura organizativa del Ayuntamiento. Art. 14 Concepto de unidad administrativa: Las Unidades Administrativas son aquellos conjuntos organizativos con autonomía administrativa, cohesión funcional y objetivos propios. Están integradas por puestos de trabajo y pueden contener otras unidades subordinadas. Se integran o conexionan con los conjuntos de la estructura política. Desarrollan las actividades burocráticas que preceden y preparan, en el procedimiento administrativo, la decisión que compete a los órganos de dirección y gobierno del Ayuntamiento. Asimismo realizan la actividad material de la Corporación, ejecutando las decisiones adoptadas y prestando los servicios públicos de la misma. Mantienen entre ellas relaciones jerarquizadas, según la siguiente prelación: Departamentos, Servicios, Secciones, Negociados y Otras Unidades Administrativas. El Organigrama contiene las unidades administrativas y define gráficamente su doble vertiente: Como centro de imputación de funciones y actividades y como conjunto de puestos de trabajo. Art. 15 Creación de unidades administrativas: La estructura organizativa de la Corporación y en consecuencia el número y la denominación de las distintas unidades administrativas, se determinará por decreto organizativo, aprobando la estructura de organización, y plasmándolo en el cuadro del organigrama general del Ayuntamiento. Las resoluciones organizativas de la Alcaldía desarrollan y completan la estructura general, en cuanto a la integración del conjunto, las relaciones entre unidades y la concreción de las relaciones entre los puestos de trabajo, sirviendo de instancia de resolución de conflictos. Se respetará la gradación entre lo general y lo concreto o especifico. La creación de una unidad administrativa implica su integración en el conjunto general de la estructura organizativa y la modificación, en consecuencia del organigrama corporativo. Las distintas clases de unidades administrativas se relacionan entre sí en función de la jerarquía establecida en el Reglamento. Pueden configurarse bajo dependencia de una Unidad otras unidades cuando determinadas funciones de la misma revistan cierta especialidad o cuando su volumen de trabajo así lo requiera.

Todas las unidades dependerán de aquellas otras situadas en escalones superiores. No es necesaria la creación de unidades en todos los escalones jerárquicos organizativos. La determinación de la clase de unidad administrativa debe hacerse acorde con el contenido de la misma, su relevancia, los puestos de trabajo que contiene, el sentido común organizativo y la eficacia estructural. Art. 16 Criterios para la denominación y organización de las unidades administrativas: Las unidades administrativas se organizan según los criterios generales, teniendo en cuenta que cada estructura administrativa se conforma en función de las características de las mismas, por lo que pueden organizarse estructuras que no cumplan el criterio jerárquico, o el del nivel, entre los puestos de trabajo. Cabe por tanto excepcionar las reglas generales para puestos de trabajo concretos, incluyendo los de asesoramiento o «staff», con nivel superior al del de dirección de la unidad general en la que se integren. Los criterios generales y básicos para organizar la estructura organizativa material del Ayuntamiento y crear unidades administrativas son los siguientes: 1 - Criterio jerárquico: Se distinguen según la situación en el organigrama y las líneas de dependencia jerárquica, entre otras las unidades, cuyo orden jerárquico, en caso de existir fragmentación de la unidad principal, es el siguiente: Departamentos, Servicios, Secciones, Negociados y resto de Unidades de los diferentes niveles, tales como Brigadas, Grupos, etc. 2 - Criterio del nivel: En los casos en que el organigrama no ordene jerárquicamente las unidades, estas se ordenarán en función de la titulación, exigida para ostentar la Jefatura de la Unidad. 3 - Criterio objetivo o material: Criterio que organiza unidades administrativas en función de las materias sobre las que recae la actividad de la unidad, basada en la sectorización de las competencias y funciones concretas. Art. 17 Clases de unidades administrativas: 1- Departamento: El Departamento es la unidad administrativa a la que se asignan funciones de un sector concreto y que agrupa otras unidades administrativas y puestos de trabajo, que realizan tareas o actividades relacionadas entre sí, para la consecución de los objetivos propios de su sector material. Los Departamentos están situados en el nivel superior de la estructura jerárquica de las unidades administrativas. Los puestos de trabajo de dirección de los Departamentos son desempeñados por personal de la corporación de los Subgrupos A1, o excepcionalmente A2. 2- Servicio: El Servicio es la unidad administrativa que sigue en rango a los Departamentos y subordinada a los mismos. Se le asignan funciones y contiene otras unidades administrativas y puestos de trabajo. Los puestos de trabajo de dirección de los Servicios son desempeñados por personal de la corporación de los Subgrupos A1, o excepcionalmente A2. 3- Sección: La Sección es la unidad administrativa que sigue en rango a los Servicios y subordinada a estos y a los Departamentos. Se le asignan funciones y contiene otras unidades administrativas y puestos de trabajo. Los puestos de trabajo de dirección de las secciones son desempeñados por personal de la corporación de Subgrupos A2, o excepcionalmente A1. 4- Negociado: El Negociado es la unidad administrativa que sigue en rango a las Secciones y subordinada a estas y a los Servicios y Departamentos. Se le asignan funciones y contiene otras unidades administrativas y puestos de trabajo. Son aquellos conjuntos organizativos de nivel básico, con funciones de carácter administrativo o técnico - administrativo, cuya dirección implica conocimientos especiales y responsabilidad. Eventualmente constituyen instancias de integración primaria de otros conjuntos de base. Los puestos de trabajo de dirección de los Negociados son desempeñados por personal de la corporación de los Subgrupos C, o excepcionalmente D. Los Negociados tienen como funciones genéricas: a) Instrucción de expedientes, b) Gestión de procesos de carácter administrativo, económico y contable, c) Tratamiento y valoración administrativa de la información para preparar decisiones superiores y resoluciones de los Órganos de Gobierno, 5- Otras Unidades administrativas: Son conjuntos de base de naturaleza administrativa, técnica o de ejecución material, con funciones derivadas y auxiliares respecto de las principales atribuidas a las anteriores unidades. Para la constitución de una unidad es conveniente que exista un número mínimo de puestos de trabajo, sin contar su Jefatura que justifiquen la creación del conjunto jerárquico. Estos conjuntos organizativos responden a distintas denominaciones, producto del uso y la costumbre local, así las brigadas, grupos, etc., y pueden contener en su estructura otras unidades jerarquizadas. Art. 18 El contenido, los medios y la acción de las unidades administrativas: 1- Medios de las unidades administrativas: Las unidades ejercitan las funciones valiéndose de los medios que la Administración les otorga. Estos son materiales, jurídicos, económicos, tecnológicos y personales, para conectar el órgano con la realidad física que los circunscribe. Estarán dotados de los recursos económicos, objetos materiales, facultades jurídicas, o titulares físicos que posibiliten la puesta en marcha y funcionamiento de los mismos, cumpliendo las prescripciones del articulo 11 de la L.R.J.P.A.C. 2- Desarrollo de las funciones de las unidades administrativas: Las unidades administrativas desarrollan su acción material a través de la actividad de las personas físicas titulares de los puestos de trabajo contenidos en la unidad. Son responsables de llevar a efecto las decisiones de los órganos de gobierno y especialmente de los miembros de la Corporación, cuya responsabilidad o ámbito de gestión coincida con el de la materia de la unidad. Las unidades administrativas actúan a través de los procedimientos y procesos correspondientes, elaborando los documentos y llevando a cabo las actuaciones administrativas que conforman los expedientes. Los titulares de los puestos de trabajo elaborarán especialmente los documentos técnicos que contengan las propuestas de decisión a los órganos de gobierno. Las unidades administrativas prestarán apoyo y colaboración a otras unidades, cuando estas necesiten de sus servicios, procurando ejecutar sus peticiones en plazo, con eficacia, celeridad y eficiencia, devolviendo el expediente a la unidad propietaria del mismo. La asignación de responsabilidades de tramitación, a las unidades responsables del expediente, significa que en esos casos actúan como unidades ejecutivas, sirviéndose del resto de unidades como unidades «staff», al propósito de conseguir las especialidades correspondientes en el cumplimiento del procedimiento administrativo. Cada unidad, actúe como responsable o como staff, velará especialmente por la integridad del expediente responsabilizándose, mientras se encuentre bajo su custodia, de las perdidas de expedientes o documentación. Art. 19 El responsable de la acción: Las unidades cuya función se corresponda con el objeto principal, núcleo, o parte central de un expediente o actuación material, serán las responsables de su impulso, custodia, registro y de llevar a cabo toda su tramitación o ejecución. La unidad «propietaria» o responsable de la acción impulsa los procesos o procedimientos de los mismos en su unidad y en el resto, realizando el seguimiento de la acción hasta su resolución final. En consecuencia las unidades son responsables de impulsar los procesos o procedimientos a desarrollar en otras unidades, enviando y solicitando la acción, a fin de completarla con una decisión final y su ejecución, ambas congruentes con el fin pretendido al iniciarse el procedimiento. Art. 20 Los puestos de trabajo. Aquella unidad singular integrada en la estructura administrativa, a la que se atribuye un núcleo de facultades, que comprenden actividades, tareas y responsabilidades, como resultado del principio de división del trabajo, unos elementos materiales para cumplir los objetivos y a los que se adscriben personas físicas, extraídos del personal al servicio de la Administración Pública y que son los titulares del mismo. Art. 21 Tareas de los puestos de trabajo: Las tareas básicas se describen en desarrollo de la R.P.T por decreto de la Alcaldía Presidencia y pueden ser desarrolladas por instrucciones u ordenes verbales o escritas. El contenido de las tareas son la gestión de la acción del puesto de trabajo encuadrada en el sector funcional o de actividad en el que se integra el mismo. Art. 22 Las responsabilidades de mando de unidades administrativas: 1- La responsabilidad de mando: Aquella obligación de responder de la labor desarrollada por si o por los subordinados, en desarrollo de tareas que implican autoridad, jefatura o dirección sobre otros puestos de trabajo. 2- Clases de responsabilidad. a) Responsabilidad de jefatura: Aquella que implica la ejecución de funciones de mando directo de una unidad administrativa concreta. b) Responsabilidad de adjuntía: Aquella derivada de la labor de colaboración, apoyo y suplencia de la jefatura de una unidad concreta, para los casos de vacante del titular de esa jefatura. La adjuntía puede ser desarrollada como consecuencia de nombramiento orgánico permanente o de forma accidental, en este último caso se deriva de ausencias o vacantes del titular de la jefatura de la unidad y de su suplente. La accidental recaerá, salvo nombramiento en contrario, en quien ostente mayor grado jerárquico y antigüedad dentro de la unidad y se circunscribirá a la habilitación de desempeño que ostente la persona sobre la que recaiga la adjuntía. c) Responsabilidad ordinaria: Aquella capacidad para ordenar y obligación de responder de la labor desarrollada, que tienen todos los puestos de trabajo, escalonadamente, por su situación en el organigrama . 3- Contenido del mando: Se compone de los siguientes conceptos: a) Decisión: Aquella responsabilidad que versa sobre las determinaciones o resoluciones a tomar ante las dificultades, formando juicios definitivos y marcando la dirección a seguir en los asuntos administrativos que presentan cuestiones dudosas, inciertas o confusas. b) Dirección: Aquella responsabilidad que se ejerce al gobernar, regir o dar reglas para el manejo de una dependencia, orientando, guiando y aconsejando a los que han de realizar las órdenes dictadas. c) Coordinación: Aquella responsabilidad que tiende a concitar o concertar los medios materiales y personales, cooperando en una acción común, conjuntando esfuerzos para conseguir los objetivos. d) Control:

Aquella responsabilidad que se realiza al comprobar, inspeccionar, fiscalizar o intervenir en las acciones de otros, para regular un sistema armónico de ejecución de funciones. e) Gestión: Aquella responsabilidad que integra las acciones que conducen a diligenciar el objetivo administrativo, promoviendo y activando el curso de los asuntos y procedimientos. f) Instrucción: Aquella responsabilidad relativa al seguimiento del curso de los procedimientos de los asuntos o expedientes, en consonancia con el conjunto de reglas, órdenes o reglamentos que es necesario seguir para la formación de la voluntad corporativa. g) Ejecución: Aquella responsabilidad que comprende los hechos materiales de actividad, o los procesos intelectuales necesarios para hacer o llevar a la práctica la acción administrativa. 4- Jefaturas tipo de unidades administrativas: Sus clases, jerárquicamente ordenadas, son: 1. Jefatura de Departamento. 2. Jefatura de Servicio. 3. Jefatura de Sección. 4. Jefatura de Negociado. 5. Jefatura de otras Unidades. Art. 23 Los grupos de coordinación: Los grupos de coordinación se crean por decisión de la Alcaldía Presidencia. Sus miembros son los responsables de la gestión política, y los titulares de los puestos de trabajo relevantes de la organización, con tareas de mando, dirección o responsabilidad, que la Alcaldía estime convenientes al objeto de la coordinación. El Alcalde determina por Decreto organizativo su creación y la composición concreta de las mismos. La resolución contendrá, al menos, el carácter de temporal o permanente del grupo y el conjunto organizativo donde se encuadra, teniendo en cuenta la materia que coordinen. Deben fomentar la comunicación verbal entre los responsables políticos y los titulares de los puestos de trabajo, especialmente de aquellos que tengan objetivos que se entrecrucen, mediante el trasvase de información entre los mismos, así como de los conjuntos organizativos que estén bajo la dirección de los componentes del mismo. La coordinación comprende la actividad de normalización de procedimientos, procesos y expedientes, y la informatización de los mismos. Art. 24 Los grupos técnicos: Son equipos temporales o permanentes creados para realizar en común objetivos concretos y que se integran por personal político y técnico de la corporación, o por alguno de ellos solamente. Se crean por decisión de la Alcaldía. Se integran automáticamente, tras su creación, en la estructura del Organigrama, en aquel ámbito al que pertenezcan por razón de la materia objeto de su trabajo La dirección de los mismos corresponderá a aquel que nombre la Alcaldía como director del mismo o, en su defecto al miembro corporativo presente de mayor responsabilidad de gobierno en la materia concreta, o el personal técnico de mayor nivel o rango. Su denominación es discrecional, pueden responder a la genérica de Comisión Técnica de la materia u objeto de que se trate o a otras, tales como equipos, grupos de trabajo, o cualesquiera otras que respondan al uso o costumbre local, o al objetivo pretendido en su creación. TITULO V Estructura básica. Art. 25 Bases de la Organización Municipal. Para el ejercicio de sus competencias el Ayuntamiento de Huesca se estructura básicamente en las funciones y actividades reflejo de las potestades y competencias atribuidas por ley a la Administración municipal. La decisión de estructura se plasma en el organigrama que se decida por la Corporación en cada momento. Las funciones se atribuyen a las unidades políticas y administrativas y constituyen el contenido esencial de las mismas. Las funciones, cuya descripción pormenorizada se realiza por la Alcaldía Presidencia, en sus respectivos decretos de organización política y administrativa, son esencialmente las desarrolladas en los siguientes artículos. El Gobierno Local distribuye las funciones básicas entre los órganos complementarios y conjuntos organizativos políticos y administrativos en los que divide la estructura local. Es competencia de cada equipo de gobierno del Ayuntamiento de Huesca organizar y estructurar las responsabilidades políticas con total discrecionalidad, así como sus modificaciones. Art. 26 Estructura de la función Política Las funciones que se contienen en la esfera política, y que han de organizarse por cada equipo gobernante en Áreas y Ámbitos de acción política son las que siguen: 1- Funciones Institucionales y de Gobierno. Contiene las actividades de carácter decisorio, institucional, general y residual, las derivadas de los órganos de gobierno necesarios. Las funciones generales de gobierno del Ayuntamiento, la organización general de los servicios, la coordinación política y administrativa, las de asesoramiento y apoyo general al Alcalde, el protocolo, la participación ciudadana, y la especifica de la gestión política del Presupuesto. 2- Funciones de Seguridad y Emergencias. Contiene las actividades políticas relativas a la Seguridad, tráfico, transporte urbano, prevención y protección ciudadana ante las emergencias y servicio de bomberos. 3- Funciones de Administración General. Comprende aquellas actividades relacionadas con los servicios internos, la gestión y tramitación administrativa que sostiene la organización, la Administración propiamente dicha. Sirve, mas que a los ciudadanos, al resto de la organización como tal y contiene esencialmente los medios de los que se vale la Corporación, como persona jurídica que es, para actuar. Incluye en su seno los medios jurídicos, personales, tecnológicos y económicos. Es el conjunto con mayor información global y ha de contener el peso de la coordinación administrativa. 4- Funciones de Servicios al Territorio. Estas funciones responden a servicios externos que, aunque dirigidos al ciudadano, tienen una base de actuación territorial. Así se agrupan aquí las actividades urbanísticas, medioambientales y de otros servicios, incluyendo en estos últimos la actividad directa de la corporación en inversiones, obra pública, mantenimiento y conservación de infraestructuras, edificios y servicios o el alumbrado. 5- Funciones de Servicios a la Comunidad. Este conjunto abarca las actividades de los servicios orientados mas directamente al ciudadano, o a determinados colectivos, se encuadran en la misma las relativas a los servicios sociales, educación, formación para la inserción, los relativos a la Mujer, infancia y juventud, mayores, nuevos residentes, los deportivos, de ocio, la cultura, la participación ciudadana y la relación con los municipios incorporados. Aquí se engloba la actividad mas social y que supone el plus de calidad que un Ayuntamiento moderno ha de ofrecer a una ciudadanía cada vez mas consciente del importante papel que supone la participación de los Ayuntamientos en la mejora de la calidad de vida, en la defensa de las minorías, en el reconocimiento de los derechos ciudadanos y, en definitiva, la puesta en practica, la materialización de proyectos y servicios que van mas allá del estricto y literal cumplimiento de las competencias locales, entrando de lleno en el campo de la filosofía, la ética y los valores sociales que permiten valorar el posicionamiento y calidad de una ciudad. 6- Funciones de Desarrollo. Finalmente este último grupo engloba los servicios orientados mas directamente al fomento, la industria, el comercio y el turismo. Un conjunto que engloba todo lo relacionado con el desarrollo socioeconómico y la visión estratégica de la ciudad, desde las actividades meramente internas (infraestructuras, suelo industrial, ayudas a las empresas, asesoramiento, etc.) a las de participación con otras instancias institucionales, empresas públicas y privadas de interés social que operan en el territorio municipal. Art. 27 División material en la organización administrativa. En el ámbito de la organización Administrativa la decisión consiste en un primer momento en agrupar en conjuntos coherentes las materias próximas, denominando los mismos como Funciones, Actividades y Tareas. En la segunda fase, se trata de atribuir esas funciones, actividades y tareas definidas, a las unidades y puestos de trabajo que se creen, para conseguir la misma pretensión de permanencia y estabilidad funcional mencionada anteriormente. La organización Administrativa ha de estructurarse en Unidades, ordenadas jerárquicamente en: Departamentos, Servicios, Secciones, Negociados y otras unidades subordinadas, conjuntos organizativos con distintas denominaciones, producto del uso y la costumbre local que se mantienen: A cada una de estas Unidades se le han de atribuir la gestión de las funciones y actividades producto del principio de división del trabajo, de esa forma los puestos de trabajo, que se integran en las Unidades, desarrollan las tareas concretas, que contiene su descripción, en el marco de las funciones y actividades del conjunto organizativo donde se encuadran.

El listado de grupos de funciones y actividades administrativas que ha de organizar el gobierno local es el siguiente: 1- Función Institucional y de apoyo a la Alcaldía. Es la función a la que se le encomienda la misión de desarrollar las actividades de apoyo administrativo a la Alcaldía, nexo de unión entre la organización política y administrativa de la Corporación, las relaciones interinstitucionales y con la ciudadanía. Asimismo las actividades de impulso de implantación y modificación del Reglamento Orgánico y de la Estructura Organizativa Básica, cuya ratificación corresponderá al Pleno de la Corporación, así como de los métodos y procedimientos que garanticen la eficacia, eficiencia y calidad de los servicios municipales y cuya gestión se desarrolla en la función de Organización. Contiene funciones que tienen ese carácter institucional añadido como las del Círculo Oscense. 2- Función de Policía Local. La función desarrolla las actividades de la Corporación local en relación con las competencias atribuidas a la misma sobre la seguridad en lugares públicos, y la garantía de la tranquilidad y sosiego en el desarrollo de la convivencia ciudadana, así como la ordenación del tráfico de vehículos y personas en las vías urbanas y caminos rurales. Igualmente la función de la Seguridad Ciudadana contiene las actividades municipales destinadas a satisfacer las necesidades ciudadanas en materia de seguridad, esencialmente en relación con la policía y la vigilancia, la colaboración en la policía judicial, el orden público, las situaciones extraordinarias de emergencia y el trafico en el municipio. 3- Función de Bomberos y Protección Civil La función desarrolla las actividades de la Corporación local en relación con las competencias atribuidas a la misma sobre la protección civil, la prevención y extinción de incendios. 4- Función de Secretaría General. La Secretaría General es la función pública necesaria comprensiva de la fe pública y el asesoramiento legal preceptivo, así como las de Asuntos Generales, atención e información al ciudadano, organización, población, elecciones, asuntos jurídicos, archivo general, Patrimonio y Contratación y la Jurídico Administrativa de Urbanismo y Medio Ambiente. 5- Función de Recursos Humanos Al Ámbito de Recursos Humanos le corresponde como misión el diseño y aplicación de las actividades de política de personal integradora de los intereses de los empleados municipales (funcionarios-laborales), con los propios del Ayuntamiento, todo ello al objeto de conseguir una mejor prestación de los servicios públicos municipales de acuerdo con los objetivos. 6- Función de Tecnologías de la Información y Comunicaciones. La Función de Informática Municipal tiene como misión la planificación, organización y realización de las aplicaciones y los medios informáticos integradores de los intereses de todas las Funciones Municipales, en concordancia con los objetivos estratégicos marcados por la Corporación. 7- Función de Economía y Hacienda. La Función de Economía y Hacienda tiene como misión desarrollar el control y seguimiento de la ejecución de las partidas presupuestarias, correspondientes a las actividades, de las concesiones administrativas y de los contratos municipales relativos a las actividades incluidas en el ámbito Presupuestario, de Intervención, de Contabilidad, de Tesorería y de Gestión Tributaria. 8- Función de Urbanismo. El Ámbito Técnico de Urbanismo tiene como misión, desde el punto de vista técnico, el desarrollo y supervisión integral de la actividad urbanística municipal, que se centran fundamentalmente en el Planeamiento, Intervención y la Gestión Urbanística, así como en la ejecución y desarrollo técnico de obras, proyectos e infraestructuras, así como proporcionar el debido soporte cartográfico y desarrollo técnico a las anteriormente señaladas. 9- Función de Servicios. La Función de Servicios y Mantenimiento tiene como misión principal la planificación, desarrollo y ejecución de las funciones de control y seguimiento de la ejecución de mantenimiento de la infraestructura urbana de carácter público y de las dependencias e instalaciones municipales, y de la dirección, control e inspección de los servicios públicos, relacionados con su ámbito, concedidos o contratados. 10- Función de Medio Ambiente. Recogiendo la amplia sensibilización social en la materia, se crea la esfera de Medio Ambiente con el objetivo de incrementar la calidad de vida de la ciudadanía oscense, abarcando conjuntos funcionales de servicios medioambientales, los parques, jardines y zonas verdes de la Ciudad, cementerio, la limpieza y los Residuos sólidos y otro conjunto integrado por el control ambiental de actividades, y la calidad y control de las aguas de suministro público. 11- Función de Acción Social. El Ámbito de Acción Social tiene como misión la dirección y gestión de las competencias, actividades, programas y planes de actuación municipal en materia de Servicios Sociales, y Sanidad, bien sean en ejecución de competencias propias, delegadas del Gobierno de Aragón o voluntarias y, en especial, la gestión de los equipamientos municipales propios de los ámbitos de actuación De la Función 12- Función de Cultura. Al Ámbito de Cultura, le corresponde la misión de dirigir y gestionar las competencias, actividades, programas y planes de actuación municipal en materia de Cultura. La gestión de Infraestructuras para actividades socioculturales, la de las competencias, actividades, programas y planes de actuación municipal en materia cultural. La dirección y gestión de la red de bibliotecas de la ciudad, del Infocentro Municipal y la actividad de fiestas municipales. 13- Función de Educación. Al Ámbito de Educación, le corresponde la misión de dirigir y gestionar las competencias, actividades, programas y planes de actuación municipal en materia de Educación. La gestión de Infraestructuras para actividades educativas, la de las competencias, actividades, programas y planes de actuación municipal en materia educativa. La dirección y gestión del centro de educación infantil cero a tres años. 14- Función de Deportes y Ocio. Al ámbito de la función de Deportes y Ocio corresponden las de Animación y Difusión Deportiva que engloba lo relativo a la Intervención deportiva en los distritos de la ciudad y núcleos rurales del término municipal. La Gestión de actividades deportivas de iniciativa ciudadana o municipal. Prestar el soporte técnico, relativo a actividades de difusión deportiva que, en su normal funcionamiento, pudiese requerir otras Funciones. Y la coordinación de todas aquellas gestiones precisas para el desarrollo de los programas y actividades derivadas del funcionamiento ordinario de las mismas. Igualmente se contienen en el ámbito de la función las de Equipamientos Especializados y Cooperación Deportiva, que tiene atribuida la administración de los equipamientos deportivos así como la coordinación de todas aquellas gestiones precisas para el desarrollo de los programas y actividades derivadas del funcionamiento ordinario de los mismos. El estudio, informe y/o propuesta de acuerdos de cooperación deportiva, convenios con otras entidades, subvenciones, o supervisión y control de publicaciones. 15- Función de Desarrollo. La función de Desarrollo encuadra las de Fomento y Turismo, que aglutinan la promoción de iniciativas de índole económico y social orientados a dinamizar e impulsar actividades empresariales que reactiven la economía, el turismo y el empleo en la ciudad, dentro del ámbito de las competencias que en esta materia tiene atribuidas los municipios, estructurándose en bloques diversos, el del Fomento, el empleo propiamente dicho, el del turismo y la actividad económica del matadero. SEGUNDO.- Abrir un período de información pública, previo anuncio en la sección correspondiente del «Boletín Oficial de Aragón» y en el tablón de anuncios del Ayuntamiento de Huesca por plazo de 30 días para que los interesados legítimos puedan presentar alegaciones que deberán ser resueltas por la Corporación. TERCERO.- De no producirse alegaciones, reclamaciones, reparos u observaciones el acuerdo de aprobación del Reglamento se entenderá definitivamente adoptado y en consecuencia el Reglamento aprobado definitivamente. Lo que se expone al público para general conocimiento y efectos y para que todos aquellos interesados puedan presentar las alegaciones que estimen oportunas en el plazo de TREINTA DÍAS HÁBILES, a contar desde el día siguiente a la publicación del presente anuncio en el Boletín Oficial de Aragón, Sección VI Huesca. A tal efecto, el expediente se halla de manifiesto en la Secretaría General del Ayuntamiento de Huesca. Huesca, a 12 de enero de 2009.- El alcalde, Fernando Elboj Broto.