Boletín Oficial de Aragón - Documento completo

EDICTO del Juzgado de 1ª Instancia número 2 de Alcañiz, relativo a divorcio contencioso 366/2005.

Publicado el 22/03/2006 (Nº 34)
Sección: BOA IV. Administración de Justicia -
Emisor: JUZGADO DE 1ª INSTANCIA

Texto completo:

EDICTO del Juzgado de 1ª Instancia número 2 de Alcañiz, relativo a divorcio contencioso 366/2005.

Antecedentes de hecho.

Primero. Por la procuradora de los tribunales, doña María del Mar Bruna Lavilla, en nombre y representación de doña Estebania López de la Cruz, se presentó en este Juzgado escrito por el que se interponía demanda de divorcio contra don Manuel Ríos Altaba, en la que tras exponer los hechos que estimaba oportunos, alegó en derecho lo que consideró conveniente en defensa de sus pretensiones y terminó suplicando que se tuviera por presentado dicho escrito con sus copias, documentos y poder que acompañaba, se admitieran y en su virtud se tuviera por interpuesta demanda de divorcio contra don Manuel Ríos Altaba y previos los trámites legales se dictara en su día sentencia por la que se declarase la disolución del matrimonio por ellos formado y se adoptaran para regular sus efectos las medidas establecidas en la sentencia de fecha 1 de julio de 2004 dictada en autos de separación matrimonial de mutuo acuerdo número 143/04 del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Alcañiz.

Segundo. Por auto de nueve de diciembre de 2005 se tuvo por presentado dicho escrito con sus copias, documentos y poder que se acompañaba, se admitió y en su virtud se tuvo por parte a doña Estebania López de la Cruz, por interpuesta demanda de divorcio que se tramitaría por el procedimiento previsto en el artículo 770 de la LEC contra don Manuel Ríos Altaba, ordenándose que se entendieran con el primero las diligencias en la forma y el modo prevenidos en la Ley y se emplazara al demandado para que el improrrogable plazo de veinte días la contestara con apercibimiento de ser declarado en rebeldía si así no lo hiciere.

Tercero. Por providencia de 23 de febrero de 2006 se declaró en situación de rebeldía procesal al demandado al no haber contestado en el plazo legal para ello, citándose a todas las partes para la celebración de la correspondiente vista el día 8 de marzo de 2006.

Cuarto. La vista se celebró el día señalado, y en ella la parte actora se ratificó en sus alegaciones y pedimentos interesando que, previo el recibimiento del pleito a prueba, se dictara sentencia de conformidad con sus pretensiones, no compareciendo el demandado al acto de la vista. A continuación, se recibió el pleito a prueba, practicándose las propuestas y admitidas a instancia del actor, tras lo cual, las actuaciones quedaron conclusas para dictar sentencia.

Quinto. En la tramitación de las presentes diligencias se han observado todas las formalidades legales.

Fundamentos de derecho

Primero. El artículo 85 del Código Civil determina que el matrimonio se disolverá, sea cual fuere la forma y el tiempo de su celebración, por la muerte o la declaración de fallecimiento de uno de los cónyuges y por el divorcio, disponiendo, a continuación, el artículo 86 que se decretará judicialmente el divorcio, cualquiera que sea la forma de celebración del matrimonio, por la petición de uno solo de los cónyuges, de ambos o de uno con el consentimiento del otro, cuando concurran los requisitos y circunstancias exigidos en el artículo 81, precepto que en este caso al tratarse de un divorcio contencioso debe ser aplicable respecto a lo dispuesto en su segundo número, esto es, la necesaria petición de uno solo de los cónyuges una vez transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio.

En este caso, tal circunstancia concurre, pues se ha solicitado la declaración de divorcio una vez transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio, fechado el día 8 de junio de 1991 según el documento número 3 de la demanda, por lo que procede decretar el divorcio de los cónyuges y, en consecuencia la disolución de su vínculo matrimonial, produciéndose, también, la disolución del régimen económico matrimonial, tal y como dispone el artículo 95 del Código Civil.

Segundo. El artículo 90 del Código Civil establece que el Juez aprobará los acuerdos de los cónyuges adoptados para regular las consecuencias del divorcio, salvo si fueran dañosos para los hijos o gravemente perjudiciales para uno de los cónyuges y el artículo 91 obliga al Juez en defecto de acuerdo entre los cónyuges, o caso de no aprobación del mismo, a determinar, conforme a lo establecido en los artículos siguientes, las medidas que hayan de adoptarse en relación con los hijos, la vivienda familiar, las cargas del matrimonio, liquidación del régimen económico y las cautelas o garantías respectivas.

En el presente caso se solicita por la parte actora la declaración de divorcio con la continuidad de las medidas acordadas en la separación matrimonial ya decretada, no compareciendo el demandado en los presentes autos por lo que fue declarado en rebeldía procesal, teniendo su incomparecencia al acto de la vista los efectos determinados en el artículo 770-3 de la LEC. Por todo ello debe acogerse la solicitud de divorcio de la parte actora con la ratificación de las medidas ya adoptadas en su día respecto a la separación matrimonial como reguladoras de los efectos que, a partir de este momento, se producirán conforme a lo previsto en los artículos 91, 92, 93, 95 y 96 del Código Civil.

Tercero. Una vez firme esta resolución, y conforme dispone el artículo 755 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, procede remitir de oficio al Registro Civil de Alcañiz a los efectos registrales oportunos.

Cuarto. No procede hacer especial imposición de las costas procesales causadas en este pleito al considerarse que no existe mala fe en la partes y la especial naturaleza del pleito.

Vistos los artículos citados y demás de general aplicación.

Fallo.

Que debo declarar y declaro el divorcio del matrimonio formado por los cónyuges doña Estebania López de la Cruz y don Manuel Ríos Altaba al existir causa legal para ello, decretándose el mantenimiento de las medidas establecidas en la sentencia de fecha 1 de julio de 2004 dictada en autos de separación matrimonial de mutuo acuerdo número 143/04 del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Alcañiz, sin hacer expresa imposición de costas procesales.

Una vez firme esta resolución se remitirá al Registro Civil de Alcañiz exhorto comunicando el pronunciamiento de la misma a efectos de inscripción.

Modo de impugnación: Mediante recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Teruel (artículo 455 LECn).

El recurso se preparará por medio de escrito presentado en este Juzgado en el plazo de cinco días hábiles contados desde el día siguiente de la notificación, limitado a citar la resolución apelada, manifestando la voluntad de recurrir, con expresión de los pronunciamientos que impugna (artículo 457.2 LECn).

Así por esta sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.

Y como consecuencia del ignorado paradero de don Manuel Ríos Altaba, se extiende la presente para que sirva de cédula de notificación.

Alcañiz, a 10 de marzo de 2006.-El Secretario.