Boletín Oficial de Aragón - Documento completo

RESOLUCIÓN de 27 de noviembre de 2020, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se formula la declaración de impacto ambiental del proyecto de aprovechamiento de los recursos de la Sección A) gravas y arenas, denominado "Elevación-3" número 444, en el término municipal de Biota (Zaragoza), promovido por Palacio Asín e Hijos, S.L. (Número de Expediente INAGA 500201/01A/2018/09371).

Publicado el 14/01/2021 (Nº 8)
Sección: III. Otras Disposiciones y Acuerdos
Emisor: DEPARTAMENTO DE AGRICULTURA, GANADERÍA Y MEDIO AMBIENTE

Texto completo:

La Ley 11/2014, de 4 de diciembre, de Prevención y Protección Ambiental de Aragón, establece que han de someterse a procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinaria las actividades listadas en su anexo I. El proyecto de aprovechamiento de los recursos de la Sección A) gravas y arenas, denominado "Elevación-3" número 444, en el término municipal de Biota (Zaragoza), se encuentra en el Grupo 2. Industria extractiva 2.1. Explotaciones y frentes de una misma autorización o concesión a cielo abierto de yacimientos minerales y demás recursos geológicos de las secciones A, B, C y D cuyo aprovechamiento está regulado por la Ley de Minas y normativa complementaria, cuando se dé alguna de las circunstancias siguientes: 2.1.7. Extracciones que, aun no cumpliendo ninguna de las condiciones anteriores, se sitúen a menos de 5 km de los límites del área que se prevea afectar por el laboreo y las instalaciones anexas de cualquier explotación o concesión minera a cielo abierto existente.

1. Antecedentes y tramitación del expediente.

En relación con el objeto de suministro de gravas se cita como antecedentes que en fecha 29 de diciembre de 2009, el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental resuelve ordenar el archivo del expediente INAGA 50201/01/2009/543, por considerarse improcedente la tramitación, en el procedimiento de evaluación de impacto ambiental, del proyecto de explotación de la concesión minera directa por reclasificación de recursos de la Sección A) a la sección C) denominada "Elevación", número 3428, en el término municipal de Biota (Zaragoza), promovido por la mercantil "Palacio Asín e Hijos, S.L.", dada su inviabilidad técnica al existir una expectativa minera en el mismo espacio físico y para el mismo recurso y que tiene prioridad administrativa en su tramitación.

El 3 de diciembre de 2010, se publica en el "Boletín Oficial de Aragón", número 237, la Resolución de 11 de noviembre de 2010, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se formula la declaración de impacto ambiental, compatible y sujeta al cumplimiento de un condicionado técnico, del proyecto de explotación de la cantera "Elevación-2", n° 364, sita en el término municipal de Biota (Zaragoza), promovido por Palacio Asín e Hijos, S.L. (Expediente INAGA 500201/01/2010/10721).

El 25 de febrero de 2011, el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (en adelante INAGA) emite informe favorable, sujeto al cumplimiento de un condicionado, referente al proyecto de restauración de la cantera "Elevación-2", n° 364, para recursos de la sección A), en el término municipal de Biota (Zaragoza), promovido por la empresa mercantil Palacio Asín e Hijos, S.L. (Expediente INAGA 5000201/64/2011/00302). Según la documentación aportada, el 5 de agosto de 2011, se le autoriza la extracción de áridos "Evelación-2" número 364, recursos de la Sección A), y en el cual se centran actualmente las labores extractivas de la empresa promotora.

La Sección de Minas del Servicio Provincial del Departamento de Economía, Industria y Empleo de Zaragoza somete al trámite de información y participación pública la solicitud de autorización de aprovechamiento para recursos de la Sección A), gravas y arenas, denominada "Elevación-3", número 444, sobre una superficie de 32,3628 hectáreas en el polígono 504, parcelas 6, 7, 8, 30, 38 y 55 del término municipal de Biota, su estudio de impacto ambiental y su plan de restauración, promovida por Palacio Asín e Hijos, S.L mediante anuncio publicado en el "Boletín Oficial de Aragón", número 96, de 21 de mayo de 2018, en prensa escrita (Heraldo de Aragón de 17 de julio de 2018), anuncio en sede electrónica y exposición al público en el Servicio de Información y Documentación Administrativa de Zaragoza, en el Servicio Provincial de Economía, Industria y Empleo de Zaragoza, Sección de Minas, y en la Oficina Delegada de Ejea de los Caballeros.

Transcurrido el plazo del trámite de información y participación pública, no se recibieron alegaciones de particulares al proyecto.

Al tiempo, elevaba consulta al Ayuntamiento de Biota, a la Comarca de Cinco Villas, a la Confederación Hidrográfica del Ebro, al Servicio Provincial de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de Zaragoza, a la Dirección General de Cultura y Patrimonio, a la Dirección General de Movilidad e Infraestructuras, a la Sociedad Española de Ornitología, a la Asociación Naturalista de Aragón, a la Fundación Ecología y Desarrollo y a Ecologistas en Acción.

Se han pronunciado en el citado trámite:

Servicio Provincial del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de Zaragoza, informa que el proyecto no afecta a montes catalogados de utilidad pública o a vías pecuarias clasificadas. En relación con la biodiversidad no se aprecia la existencia de riesgos y de daños relevantes para la biodiversidad de la zona considerada, ni para la conservación de las especies ni del paisaje, presumiendo que en su ejecución se observarán las precauciones establecidas por la normativa, por lo que el proyecto puede considerarse viable respecto a la conservación de la biodiversidad con las precauciones planteadas en el estudio de impacto ambiental y en el plan de restauración presentados.

Dirección General de Movilidad e Infraestructuras, informa que en el estudio de impacto ambiental y en el plan de restauración presentados se evalúan los posibles impactos producidos sobre la carretera A-127 y se describen las medidas a tomar durante el período de ejecución y durante la restitución de los espacios afectados una vez concluida la actividad extractiva. Que el sector 3 queda dentro de la zona de protección y defensa de la carretera de la Red Autonómica Aragonesa ya que es colindante con ella, así como se prevé una zona de protección mínima de 50 m medidos horizontalmente desde la arista exterior de la explanación. Prescribe que se solicite la autorización a la Subdirección de Carreteras de la Provincia de Zaragoza del Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda para ejecutar en la zona de afección cualquier tipo de obras o instalaciones, y, en el caso de creación de nuevos accesos desde esa carretera o para uso de accesos actualmente no autorizados. Señala que la documentación presentada no indica la previsión del tráfico para la explotación de dicha cantera. Finalmente concluye informar favorablemente el estudio de impacto ambiental y en el plan de restauración presentados, sin que se excluya la emisión de otro informe para el cual se deberá concretar el tráfico previsto generado por la nueva explotación o la tramitación del procedimiento autorizador regulado por el reglamento general de la Ley 8/1998, de 17 de diciembre, de Carreteras de Aragón.

Dirección General de Cultura y Patrimonio, informa que en materia de patrimonio paleontológico, se constata la inexistencia de yacimientos paleontológicos en el emplazamiento por lo que no es necesario se adopten medidas concretas, no obstante, si en el transcurso de los trabajos se produjera el hallazgo de restos fósiles de interés deberá ser comunicado a la Dirección General de Patrimonio Cultural para su correcta documentación y tratamiento tanto del nivel fosilífero como del material recuperado. Por otro lado, tras consultar los datos existentes en la Carta Arqueológica de Aragón y sus informes, se constata la existencia de un número elevado de yacimientos arqueológicos en el municipio de Biota, pero ninguno de ellos ubicados en las zonas de explotación del proyecto ni en sus proximidades. No obstante, dado que no se cuenta con información relativa al material afectado, podrían ocasionarse afecciones a yacimientos no conocidos en la actualidad, por lo que deberá realizarse una prospección arqueológica en las zonas afectadas directamente por el proyecto y obras subsidiarias (accesos, etc.). Esas prospecciones deberán ser realizadas por técnico cualificado y autorizadas, coordinadas y supervisadas por los servicios Técnicos del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, además los resultados deberán remitirse, de forma previa, a la Dirección General de Patrimonio Cultural para que emita las Resoluciones oportunas o arbitre medidas para la protección del Patrimonio Cultural Aragonés, el cual podrá establecer las medidas correctoras que considera adecuadas para la protección del Patrimonio Cultural Aragonés y que deberán ser incluidas en el estudio de impacto ambiental.

Confederación Hidrográfica del Ebro, realiza una descripción del proyecto y una valoración de la documentación en relación con las afecciones del proyecto al medio hídrico. Establece que en el caso de alcanzar localmente algún nivel freático, debe mantenerse una distancia mínima sin afectar, entre éste y el fondo de cantera, no inferior a un metro. En el informe se considera que en el estudio de impacto ambiental el promotor ha tenido en cuenta los aspectos ambientales relacionados con el medio hídrico y desde el punto de vista medioambiental considera que en líneas generales el Estudio es adecuado a salvo del cumplimiento de las medidas preventivas y correctoras recogidas en el mismo y de que se lleven a cabo todas aquellas medidas necesarias tendentes a minimizar la significación de la posible afección de la actuación proyectada sobre el medio hídrico. Indica que se deberá asegurar que la explotación no profundiza por debajo del nivel freático.

No constan otros informes o alegaciones en el expediente.

2. Ubicación y descripción del proyecto.

El aprovechamiento "Elevación-3" número 444 se ubica en la zona occidental de la Comarca de las Cinco Villas, al Oeste del municipio de Biota (Zaragoza). Emplazada a 2,9 Km al Sur de Sádaba se encuentra delimitada por el Canal de las Bardenas al Oeste, la Acequia del Sado de Biota al Sur y la carretera autonómica A-127 (Sádaba-Ejea de los Caballeros) al Este. La superficie de explotación se distribuye entre las parcelas 6, 7, 8, 30, 38 y 55 del polígono 504 del catastro de rústica del municipio de Biota (Zaragoza) abarcando una superficie de 323.628 m², y se identifican tres sectores cuyo perímetro queda georreferenciado mediante las siguientes coordenadas UTM (ETRS89 30T):

Explotación a cielo abierto de un yacimiento superficial, prácticamente horizontal, de gravas y arenas. El yacimiento es de poco espesor, pero de gran desarrollo en extensión por lo que la explotación se realizará mediante dos pequeños bancos (con menos de 4 metros y taludes 1H:3V), uno en las tierras vegetales y estériles y el otro con la altura de la potencia del material a extraer sin necesidad de bermas. El avance de la explotación será desde la parte más alejada de la carretera A-127, en dirección hacia esta, iniciándose con la extracción del Sector 1, posteriormente del Sector 2 y finalmente al Sector 3, comenzando la explotación en este último, desde la parte más alejada de la A-127 (parcela 30). Tras la extracción del material se procederá a rellenar parcialmente el hueco ya explotado con el estéril que se extraerá de la fase siguiente.

En la fase pre-operacional, se procederá al arreglo de los accesos existentes, siempre que sea necesario, para adaptarlos a las condiciones de circulación de los camiones cargados, y se retirará la tierra vegetal (30-50 cm) que, junto con las malas hierbas y arbustos de bajo porte, se acoparían sobre terreno lo más llano posible en cinturones de sección trapezoidal, con altura no superior a 2 m, de forma perimetral a las parcelas de explotación. Si el acopio sobrepasara los 12 meses, será sometido a un tratamiento de abonado y siembra manual, de una mezcla de herbáceas con un 60% de gramíneas (Hordeum vulgare 30%, Eragrostis curvula 15% y Festuca arundinacea 15%) y un 40% de leguminosas (Vicia sativa 10%, Onobrychis viciaefolia 10 y Medicago sativa 20 %), en dosis de 250 kg/ha.

La explotación consistirá en el arranque, mediante medios mecánicos (no se requiere el uso de explosivos) del nivel no aprovechable (mallacán, limos, arcillas, etc...) que se acopiarán en la parte explotada, posterior al frente, en montones que serán extendidos mediante máquinas de tal forma que se vaya rellenando el hueco de explotación. No se crearán escombreras de ningún tipo. Igualmente, los rechazos de planta de áridos se irán transportando periódicamente hasta la zona de relleno, donde se mezclarán y extenderán conjuntamente con el resto de estériles. La carga del material arrancado se realizará mediante retroexcavadora o pala de rueda directamente sobre camión convencional y se transportará hasta el establecimiento de beneficio que la empresa dispone fuera de la zona de explotación y que está formado por una planta de producción de áridos y otra de fabricación de hormigón.

A medida que avance la explotación, se procederá al relleno de huecos, mediante el extendido de los materiales estériles, para la conformación de plataformas y taludes. Posteriormente, se procederá al refino de las áreas planas, hasta darle la topografía final del diseño del proyecto a la vez que se genera la transición hacia el terreno preexistente. El espesor de tierras vegetales será de unos 30-50 cm y se emplearán las tierras previamente acopiadas. También se procederá al refino de taludes, hasta dotarlos de una pendiente no superior a 2H:1V. El uso final de los terrenos es agrícola, por lo que se prevé una siembra mixta preparatoria de veza-avena o cereal en las plataformas, pasando luego a su cultivo por parte del propietario final del terreno, y una mezcla mixta de leguminosas, gramíneas y matorral en zonas de sardas, linderos y taludes.

Por último, se procederá a la reposición de servicios. Aunque se aprovechará el viario rural existente en la actualidad, mejorándolo y manteniéndolo donde sea necesario, si algún camino se viera afectado durante la explotación, se señalizará adecuadamente tanto su situación como el paso alternativo habilitado al efecto.

Se presenta un cuadro resumen con la producción y ratios de le explotación:

Las plataformas estarán destinadas nuevamente a un uso agrícola, por lo que la pendiente media de las mismas será similar a la preexistente, que, no supera en general, el 3%. Previamente a la revegetación, se procederá a la fragmentación de la capa superficial del terreno mediante un escarificado de 25 cm de profundidad y en el caso de que el material estuviera muy compactado, el escarificado sería más profundo (50-80 cm). Después se extenderá la tierra vegetal con un espesor homogéneo de 30-50 cm y se procederá a su fertilización con abono orgánico de asimilación lenta y complejos inorgánicos de N-P-K (del tipo 15-15-15 y una dosis de 300 kg/ha). Luego se realizará una siembra preparatoria, de octubre a noviembre o de abril a mayo, con medios mecánicos convencionales, compuesta por una mezcla de cereal o veza y avena, que posteriormente puede ser enterrada en "verde" mediante un paso de tractor. El cultivo final a implantar en la zona restaurada será competencia del propietario del terreno. En caso de notarse alguna carencia en la capa fértil de algún tipo de nutrientes, se procederá a la aplicación de fertilizantes para su corrección.

En lo que se refiere a los taludes, dada la escasa altura del nivel explotable, se dejará un talud final único sin bermas cuya pendiente final será de 2H:1V, con el fin de facilitar su restauración vegetal y reducir los fenómenos erosivos. Sobre este talud perfilado se dispondrán tierras vegetales de acopio (30-50 cm) a las que se les aplicarán complejos inorgánicos de N-P-K (del tipo 15-15-15 y una dosis de 300 kg/ha) y posteriormente se realizará una siembra directa a voleo, de octubre a noviembre o de abril a mayo, de una mezcla de herbáceas (gramíneas y leguminosas) en una dosis de 200 kg/ha y de matorral sobre las superficies restituidas, a voleo y en dos pasadas perpendiculares. La de herbáceas estará formada por un 50% de gramíneas (Festuca arundinácea 13%, Agropyron desertorum 7%, Bromus inermis 7%, Festuca ovina 14% y Hordeum vulgare 9%) y un 30% de leguminosas (Vicia sativa 9%, Medicago sativa 12% y Onobrychis viciaefolia 9%). Respecto al matorral que supondrá un 20%, se opta por Lavándula latifolia (5%) Rosmarinus officinalis (6%), Thymus sp. (5%) y Retama sphaerocarpa (4%).

Durante los dos años posteriores a la clausura de la explotación, se llevarán a efecto controles periódicos para verificar la necesidad de rehabilitar las áreas que puedan o hayan sufrido alguna degradación desde el cierre final de la explotación, reposición de marras y control de procesos erosivos en taludes. El acceso se realizará mediante el vial interno que está previsto dejarse.

Respecto a la rehabilitación de los accesos a la explotación, la pista general de acceso al fondo de explotación, se dejará como acceso a la finca para permitir las labores agrícolas posteriores al abandono de la explotación minera y las labores de control post-cierre durante los dos años posteriores, manteniendo una anchura de unos 4-5 metros. Los accesos al frente de explotación son temporales y desaparecen conjuntamente con el avance de la explotación y las actividades de rehabilitación minera. Además, si alguna zona se viera afectada por la aparición de rodadas, daños en la vegetación y otros ocasionados por la circulación de la maquinaria se procederá a descompactar y revegetar la zona afectada.

No está previsto se alcance el nivel freático, por lo que no se recogen medidas específicas. No obstante, a las plazas y las plataformas se les dará una ligera pendiente con el fin de evacuar las aguas de lluvia.

En parque de maquinaria de la explotación, se dispondrá de una retroexcavadora, una pala cargadora, dos camiones, una cuba de agua, una cisterna de gasoil y una motoniveladora o tractor de orugas. No se contempla la realización de instalaciones en la explotación, ya que el material extraído se transportará al Establecimiento de Beneficio autorizado existente fuera de los límites de la explotación. No se precisa agua en el proceso de explotación y el abastecimiento de agua potable se realizará mediante garrafas de agua embotellada.

No se prevé la instalación de depósitos de combustible en la explotación, suministrándose periódicamente a los equipos mediante camión. Si fuera necesario disponer de algún depósito de almacenamiento de combustible de pequeña capacidad para autoconsumo, se dará cumplimiento a lo dispuesto en el Real Decreto 1523/1999, de 1 de octubre, por el que se modifica el Reglamento de instalaciones petrolíferas, aprobado por Real Decreto 2085/1994, de 20 de octubre, y sus instrucciones técnicas complementarias, y será inscrito en el registro de establecimientos industriales de la Comunidad Autónoma, de acuerdo con lo indicado en la I.T.C. MI- IP03 y el depósito será colocado por empresa instaladora autorizada de acuerdo a la legislación vigente.

Los residuos no mineros que se generan en la explotación se clasifican como residuos industriales no peligrosos e inertes (neumáticos fuera de uso), residuos no peligrosos asimilables a urbanos (papel, cartón y plásticos, restos de comida) y residuos peligrosos (aceites hidráulicos, aceites usados, filtros de aceite y baterías usadas). El mantenimiento y las reparaciones de la maquinaria se realizarán en el taller que se encargará de gestionar los residuos generados en el mantenimiento y las reparaciones efectuadas. Si fuera necesario realizar en la extracción alguna labor de reparación, todas las piezas cambiadas se enviarán a gestor autorizado y los eventuales restos de aceites y lubricantes usados, se colocarán en recipientes adecuados, cerrados y se enviarán a gestor autorizado. Si se produjera algún goteo de aceite o grasa se limpiará inmediatamente empleando algún material absorbente (arena) y se almacenará de la misma forma, hasta su entrega gestor. Los residuos no peligrosos que puedan ser potencialmente reciclables, valorizables o reutilizables, se enviarán a gestor autorizado mientras que los residuos no peligrosos que no son reutilizables se enviarán, para su gestión, al servicio de basuras municipal, directamente a vertedero municipal o al taller que haga el mantenimiento.

Respecto a los residuos mineros generados en el aprovechamiento, se consideran residuos inertes y se identifican con el código LER 01 01 02 "Residuos de la extracción de minerales no metálicos", según la tabla A del apartado 1.2. el anexo Ib del Real Decreto 777/2012, de 4 de mayo, por el que se modifica el Real Decreto 975/2009, de 12 de junio, sobre gestión de los residuos de las industrias extractivas y de protección y rehabilitación del espacio afectado por las actividades mineras.

En el proyecto de explotación se incluyen los contratos entre el promotor de la explotación y los propietarios de las fincas afectadas, en los que se recogen las clausulas acordadas entre ambos. Destacar la cláusula establecida en el contrato de la parcela 55 del polígono 504 del municipio de Biota (Zaragoza) entre el promotor y el titular de una explotación porcina en la que se prohíbe expresamente la extracción de gravas a menos de 70 m de la explotación porcina y sólo se permite la extracción de gravas hasta una profundidad de 3,5 a 4 m.

Se plantea una serie de medidas tendentes a prevenir, minimizar y/o corregir los impactos identificados como: reducir o evitar las operaciones de decapado y rehabilitación en los días de fuerte viento; uso de viales rurales existentes; riego de viales internos y zonas de movimiento de maquinaria y de arranque; retirada de las pistas del material formado por acumulación del polvo o caído de cajas o cucharas de vehículos y máquinas; cumplimiento de las especificaciones de la I.T.C. 2.0.02.; control de las cantidades y de su distribución en los camiones; mantenimiento de las superficies de rodadura; tratamiento (abonado y siembra) de la tierra vegetal en el caso de que los acopios permanecieran así más de doce meses; limitación de la velocidad de circulación a 20 Km/h; carga de los camiones a alturas inferiores a 1 m; disposición de los cordones de tierra de forma perimetral a la explotación; se evitará en lo posible el paso de maquinaria pesada sobre él; siembra de las superficies rehabilitadas con una mezcla de cereales o veza-avena; uso de toldos en los transportes; formación e información del personal; limitación de los trabajos a horario diurno; mantenimiento periódico de la maquinaria; desconexión de la maquinaria y los vehículos cuando no se utilicen; se dejará una zona de 2 m de anchura a lindes de fincas contiguas; los acopios y colocación de estériles se realizará en áreas previamente desbrozadas dentro de la zona de proyecto; el mantenimiento de maquinaria se realizarán preferentemente en taller, el cual gestionará los residuos producidos y si la reparación se realizara en la zona de explotación, los aceites, grasas y piezas cambiadas, serán recogidas para su evacuación posterior de la zona, almacenados en el interior de una casta modular prefabricada, y entregadas a gestor autorizado; se separarán correctamente los residuos producidos en gravera y no se mezclarán residuos de distintas características entre sí; no se abandonarán, verterán o realizarán depósitos incontrolados de residuos; se envasarán los residuos en contenedores adecuados, construidos de materiales no susceptibles de ser atacados por su contenido; los residuos peligrosos se almacenarán, menos de 6 meses, hasta su entrega a gestor, se almacenarán y entregarán los Residuos Asimilables a Urbanos al Servicio Municipal de Recogida de basuras; en caso de derrame accidental, se aplicará material absorbente sobre el producto derramado, se retirará el derrame con el suelo impregnado en arena o sepiolita y el material se tratará como un residuo peligroso; extendido del suelo original sobre las superficies a remodelar, y posteriormente revegetación y recuperación de su uso natural; en el caso de que apareciera localmente algún nivel freático, las labores respetarán un metro de espesor de material sin afectar sobre ese nivel freático. Asimismo, se plantea la delimitación de zonas de diversas zonas de protección (en la parcela 55 se establecen 70 m de perímetro de las granjas existentes, 2 metros de distancia para la protección de los caminos principales, 50 m para la carretera A-127 de 50 metros y 7 metros a cada lado de las líneas eléctricas); cuando se realicen las labores de explotación próximas a mases y granjas, se incrementará el nivel de riego de superficies y viales para evitar la puesta de polvo en suspensión. Revegetación de las zonas explotadas, remodelación topográfica (amplias plataformas limitadas por taludes suaves y de poca altura), diseño de los taludes finales de explotación con ángulos generales de 2H:1V, recuperación de uso inicial del suelo (las plataformas a cultivos agrícolas, a cargo del propietario del terreno y los taludes a la recuperación de hábitats mediante su siembra con especies herbáceas y de matorral). Además, si se encontraran yacimientos de interés arqueológico y/o paleontológico, se remitiría informe pertinente a la Dirección General de Patrimonio Cultural para su valoración antes de continuar con la ejecución del proyecto para que arbitre las medidas concretas para su preservación y que serían incorporadas al Proyecto de Explotación y Plan de Restauración.

Se presenta un Programa de Vigilancia Ambiental con el que llevar el control de las medidas correctoras incorporadas al Estudio de impacto ambiental. En este Programa se propone una serie de controles sobre los Planes de labores anuales, el Plan de restauración, la geomorfología, el suelo y la vegetación, la calidad de la atmósfera, las aguas, el Patrimonio Cultural, la gestión de residuos y la protección e infraestructuras, cada una de ellas con una periodicidad determinada, indicando los parámetros sobre los que se llevará el seguimiento y la corrección de los defectos en el caso de que las medidas correctoras no estén siendo eficaces.

3. Análisis de alternativas.

Se estudian y valoran tres alternativas: la Alternativa 0 se correspondería con la no realización de la explotación. Opción desechada ya que esto produciría la pérdida de puestos de trabajo directos (11) e indirectos (contratos con otras empresas, mantenimiento de maquinaria, suministros de combustibles, restauración, etc.).

Respecto a las otras dos alternativas, la Alternativa 1 supondría la continuación de la explotación "Elevación-2" hacia el Norte y el este, afectando a los terrenos sitos al Norte de la acequia del Saso de Biota, (opción desarrollada en el proyecto), y la Alternativa 2, en la que se prolongaría, en dirección Sur, la actual explotación "Elevación-2", afectando a los terrenos ubicados al Sur de la acequia del Saso de Biota.

Se valora como "no viable" la ampliación de la explotación actual "Elevación-2" hacia el Oeste y el Sur, debido a la presencia del Canal de Bardenas y un desnivel en la orografía, las acequias de riego, el vial rural principal (Este a Oeste) y el pequeño bosquete de pinar al Sur-Oeste de la cantera y además el paquete explotable disminuye su potencia hacia el Oeste.

Ambas alternativas, respecto a su ubicación, son adecuadas debido a la proximidad de la planta de producción de áridos y la planta de fabricación de hormigón, así como de los viales de comunicación ZP-1514 y A-127. Además, desde el punto de vista ambiental, ambas alternativas generan un impacto similar, afectan a terrenos agrícolas, el entorno no tiene una gran calidad paisajística, no afectan a Espacios Naturales Protegidos, a espacios de la Red Natura 2000, a especies de flora amenazada, hábitats de interés especial o Planes especiales de protección para flora o la fauna. Tampoco existen Puntos de Interés Geológico ni arqueológico, no afectan al trazado de cabañeras, cauces, pozos, sondeos surgencias o manantiales y no se han puesto de manifiesto riesgos de carácter geológico. Desde el punto de vista técnico, la Alternativa 1 resulta más factible que la Alternativa 2, ya que el transporte del material extraído no afectaría a la acequia de Biota, el recurso está mucho mejor reconocido y la empresa ya dispone de autorización de uso de los terrenos de la Alternativa 1. Desde el punto de vista económico, en ambas alternativas los costes de explotación y de transporte son similares, sin embargo, los costes de adquisición de terrenos serán superiores en la alternativa 2 ya que afectaría a terrenos de propietarios ajenos a la familia Palacio.

4. Descripción del medio y catalogación ambiental.

Actuación ubicada en el límite suroccidental del somontano prepirenaico, muy próxima al límite Norte de la Depresión del Ebro. Geomorfológicamente, se trata de una zona de glacis antiguos de pendientes medias muy suaves comprendidas entre los 460 msnm y los 470 msnm.

Entorno agrícola con predominio de un mosaico de parcelas de cultivos de cereal de invierno de regadío y secano, rodeado de otras actividades como explotaciones ganaderas (porcinas y avícolas), extractivas y parques fotovoltaicos. La vegetación en este entorno se corresponde con matorral y herbáceas en las sardas, linderos y zonas no cultivadas y algún pie aislado y muy disperso de arbolado.

En cuanto a la fauna, condicionada por las condiciones de aridez y presencia dispersa de vegetación natural, destaca el grupo de aves esteparias con presencia de sisón y ganga ortega, incluidas como "vulnerables" en el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón, además de ser zona de campeo de diversas rapaces como mochuelo, milano real y aguilucho cenizo, estos dos últimos incluidos en el Catálogo de especies amenazadas de Aragón como "sensible a la alteración de su hábitat" y "vulnerable", respectivamente. También presencia de numerosas paseriformes como jilguero, verdecillo, verderón y triguero, todos ellos incluidos en ese Catálogo como "de interés especial" y chova piquirroja, incluida como "vulnerable". Entre los mamíferos es probable la presencia de tejón, garduña, musaraña gris y gineta.

Este entorno, supone un hábitat potencial para aves esteparias y por ello esta área, Saso de Biota, está seleccionada para ser incluidas dentro del ámbito de aplicación del futuro Plan de Recuperación conjunto del sisón común, la ganga ibérica, la ganga ortega y la avutarda, cuya tramitación administrativa comenzó a partir de la "Orden de 26 de febrero de 2018, del Consejero del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, por el que se acuerda iniciar el proyecto de Decreto por el que se establece un régimen de protección para el sisón común (Tetrax tetrax), ganga ibérica (Ptecocles alchata) y ganga ortega (Pterocles orientalis), así como para la avutarda común (Otis tarda) en Aragón, y se aprueba el Plan de Recuperación conjunto".

Respecto a la hidrología de la zona afectada, no existen cauces naturales permanentes de primer o segundo orden, siendo el río Riguel el cauce más próximo, ubicado a 1 km de distancia al Oeste de la explotación. No obstante, sí que existen cauces artificiales en las proximidades como es el Canal de Bardenas y la Acequia del Saso en Biota, que discurren, respectivamente, por el linde occidental (N-S) y el linde meridional (O-E) de la explotación. En referencia a la hidrogeología, la actuación se sitúa en la masa de agua subterránea ES091053, denominada "Arba". Según las bases de datos de la Confederación Hidrográfica del Ebro, no existen puntos de captación de aguas subterráneas ni en la explotación ni en sus proximidades, existiendo dos puntos de agua subterráneas a 1,2 km y 2,3 km al Sureste de la explotación y se corresponden con un sondeo (130 m) y un pozo (90 m) destinados a riego y suministro de ganado, en los que se desconoce la profundidad del nivel piezométrico.

La actuación queda ubicada en dentro del zonas de alto y de medio riesgo de incendio forestal (terrenos clasificados como tipo 5 y 6) según la Orden DRS/1521/2017, de 17 de julio, por la que se clasifica el territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón en función del riesgo de incendio forestal y se declaran zonas de alto y de medio riesgo de incendio forestal, a los efectos indicados en el artículo 103 del Decreto Legislativo 1/2017, de 20 de junio, del Gobierno de Aragón.

La explotación no afecta a ningún terreno incluido en Red Natura 2000, ni a Espacios Naturales Protegidos ni a Planes de Ordenación de los Recursos Naturales como tampoco a humedales incluidos en la lista RAMSAR o humedales singulares de Aragón ni a cualquier otra figura de catalogación ambiental. Tampoco se ve afectado el Dominio Público forestal ni el Pecuario.

5. Efectos potenciales de la actuación.

Los principales impactos que la actividad minera tendrá sobre el entorno natural, son los que se producen sobre el paisaje, sobre los usos del suelo, la fauna y la atmósfera. Especialmente sobre la atmósfera por la extracción y transporte del material y la incidencia del polvo en suspensión sobre el entorno, emisiones a la misma por el intenso trasiego de vehículos pesados, ruidos que degradan la calidad acústica del entorno y la fauna por molestias ocasionadas por el tránsito de maquinaria y personal de obra que producen una rareficación del medio por la cual se producen desplazamientos y separación de poblaciones temporal o definitivamente. Pérdida de hábitat de especies de avifauna con categoría de amenazadas, si bien una vez se rehabiliten las zonas afectadas se podrá revertir esta pérdida de hábitat. También se incrementa el riesgo de atropellos de fauna. En lo que se refiere a la afección sobre la vegetación natural, teniendo en cuenta el alto grado de antropización de la superficie afectada por la extracción de gravas (parcelas agrícolas) y su entorno con presencia de infraestructuras de riego, carretera A-127, instalaciones agropecuarias, tendidos eléctricos o plantas solares, la afección directa sobre la vegetación natural será escasa. Es poco probable la afección relevante sobre especies catalogadas de flora. En lo referente a la alteración del paisaje, este se verá afectado en la fase de retirada de la tierra vegetal y durante la explotación, ya que los cambios cromáticos y la alteración de la topografía van a suponer una modificación drástica del paisaje de la zona. No obstante, dado que se plantean medidas correctoras orientadas a la restitución morfológica, con una completa compensación de tierras, y la revegetación del área afectada, se considera que, si se ejecutan las medidas correctoras planteadas, es un impacto mitigable.

Se producirá un incremento del consumo de recursos, generación de residuos y emisiones directas e indirectas, de tal forma que la calidad del aire se verá afectada por las emisiones de polvo y gases de combustión de combustibles fósiles durante la explotación y se generará ruido. También se generarán residuos y cabe la posibilidad de que se produzcan vertidos involuntarios que contaminen el suelo. Además, se producirá un consumo de materia prima (gravas) cuyo impacto no es reversible. El incremento en la intensidad de tráfico por una de las principales vías de comunicación del municipio de Biota (carretera A-127 que une Sádaba y Bardenas) y otros caminos vecinales van a producir molestias sobre los vecinos. También puede verse afectada, por el aumento de ruido y de emisiones a la atmósfera, la granja porcina "Campo Las Cuevas" ubicada en la parcela 55, polígono 504.

Respecto a la afección sobre la hidrología de la zona, no es previsible se produzca afección dado que no existen cauces permanentes ni de primer o segundo orden, si bien los rellenos planteados desdibujan y no dan continuidad a los drenajes funcionales naturales, que en el estadio inicial vierten hacia el Suroeste de la zona, y que tras la rehabilitación de los terrenos se originan zonas deprimidas que pueden actuar como balsas o zonas de retención de agua con un mal drenaje por su situación deprimida respecto al entorno y proximidad del sustrato rocoso terciario de características poco permeables. Durante la explotación y rehabilitación podría producirse la contaminación indirecta de las aguas por vertidos accidentales de aceites y/o lubricantes si bien dada la profundidad del nivel freático será difícil que produzcan la contaminación de las aguas subterráneas.

En lo referente a los riesgos naturales más relevantes en la zona, estos se refieren a los riesgos meteorológicos con vientos de intensidad alta que pueden aumentar el polvo en suspensión en la atmósfera que podrían afectar a la carretera A-127, a la explotación agropecuaria (polígono 504, parcela 55), al Canal de Bardenas (límite Oeste) o a la acequia del Saso de Biota, al Sur, no obstante, el riego de los caminos y de los acopios, minimizará estos riesgos. Por otro lado, existen otros riesgos naturales como los asociados a los posibles movimientos de los taludes excavados y rehabilitados que se conformen, en forma de deslizamientos y/o asientos, dada la naturaleza de las litologías aflorantes y de relleno del hueco. El mapa de susceptibilidad para este tipo de riegos define el área de explotación como riesgo muy bajo, además el correcto diseño de los taludes de restauración junto con una correcta evacuación de las aguas minimizará estos riesgos. Durante la fase de explotación se producirá una mayor afluencia y frecuencia de personas y vehículos lo que aumentará el riesgo de incendio.

En cumplimiento con lo señalado en la disposición transitoria única de la Ley 9/2018, de 5 de diciembre, por la que se modifica la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, se ha procedido a realizar una revisión adicional con el fin de determinar el cumplimiento de las previsiones de la Directiva 2014/52/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de abril de 2014, por la que se modifica la Directiva 2011/92/UE, relativa a la evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente, para la cual se han analizado las afecciones al medio natural existentes por riesgo de accidentes o catástrofes así como la vulnerabilidad del proyecto.

Y considerando la Resolución de 11 de marzo de 2019, del Director del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se aprueba la Instrucción 1/2019 por la que se regulan los análisis y criterios a aplicar en la tramitación de la revisión adicional de los expedientes de evaluación de impacto ambiental ordinaria afectados por la disposición transitoria única de la Ley 9/2018, de 5 de diciembre, se han efectuado los análisis SIG correspondientes a la susceptibilidad de riesgos y distancias básicas.

Conforme a la tipología del proyecto en evaluación y los resultados de tales análisis no se aprecia que puedan existir características intrínsecas del proyecto susceptibles de producir accidentes graves durante su explotación y rehabilitación, que pueda considerarse un nuevo peligro grave, capaz de provocar efectos significativos en el medio ambiente. Por cuanto refiere a la vulnerabilidad el proyecto ante catástrofes naturales, no se aprecia en los resultados de dichos análisis riesgos altos o muy altos. Es por ello que no son previsibles efectos adversos significativos directos o indirectos sobre el medio ambiente derivados de la vulnerabilidad del proyecto en esta materia.

El artículo 39 de la Ley 11/2014, de 4 de diciembre, de Prevención y Protección Ambiental de Aragón, establece que el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental es el órgano ambiental con competencias para la instrucción, tramitación y resolución del procedimiento de evaluación de impacto ambiental y mantiene la condición del mismo como órgano ambiental para el ejercicio de la citada competencia.

Con fecha de 8 de octubre de 2020 se notifica trámite de audiencia al promotor de acuerdo al artículo 82 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas. Asimismo, se remitió copia de un borrador de Resolución al Ayuntamiento de Biota, Comarca de las Cinca Villas y al órgano sustantivo, Director del Servicio Provincial del Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial de Zaragoza.

Una vez finalizado el trámite de audiencia sin que se haya realizado ninguna consideración sobre el documento base para la Resolución prosigue la tramitación del expediente.

Vistos, el estudio de impacto ambiental correspondiente al proyecto para el aprovechamiento de los recursos de la Sección A) gravas y arenas, denominado "Elevación-3" número 444, en el término municipal de Biota (Zaragoza), promovido por Palacio Asín e Hijos, S.L. el plan restauración presentado y el expediente administrativo incoado al efecto; la Ley 11/2014, de 4 de diciembre, de Prevención y Protección Ambiental de Aragón; la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental modificada por la Ley 9/2018, de 5 de diciembre; la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, modificada por la Ley 33/2015, de 21 de septiembre; el Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas; el Decreto 181/2005, de 6 de septiembre, del Gobierno de Aragón, que modifica parcialmente el Decreto 49/1995, de 28 de marzo, por el que se regula el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón; la Ley 10/2013, de 19 de diciembre, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental; la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas; la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público; el Decreto Legislativo 2/2001, de 3 de julio, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón, y demás legislación concordante, formulo la siguiente:

Declaración de impacto ambiental

A los solos efectos ambientales, el proyecto para el aprovechamiento de los recursos de la Sección A) gravas y arenas, denominado "Elevación-3" número 444, en el término municipal de Biota (Zaragoza), promovido por Palacio Asín e Hijos, S.L., resulta compatible y condicionado al cumplimiento de los siguientes requisitos:

Condicionado de carácter general

1. El ámbito de aplicación de la presente declaración se refiere a las actuaciones descritas en el estudio de impacto ambiental y plan de restauración de la solicitud de autorización de aprovechamiento de los recursos de la Sección A) gravas y arenas, denominado "Elevación-3" número 444, sobre una superficie de 32,3628 hectáreas en el polígono 504, parcelas 6, 7, 8, 30, 38 y 55 del término municipal de Biota (Zaragoza), dentro del perímetro formado por las coordenadas UTM señaladas.

2. Serán de aplicación todas las medidas preventivas y correctoras contempladas en este condicionado ambiental, así como las incluidas en la documentación presentada, siempre y cuando no sean contradictorias con las primeras.

3. En los planes anuales de labores solamente se podrán plantear aquellas modificaciones justificadas del planeamiento de la explotación o de su rehabilitación que no supongan modificaciones en la valoración de los impactos ambientales realizada en la presente evaluación de impacto ambiental o en los objetivos generales y concretos de la rehabilitación. Cualquier nuevo planteamiento que suponga una modificación de los impactos ambientales ya evaluados sobre cualquier aspecto del medio deberá ser informado por el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental o por el órgano ambiental competente a petición del órgano sustantivo, ateniéndose a la normativa ambiental vigente.

4. Con anterioridad a la ejecución del proyecto, se deberán recabar todas las autorizaciones y licencias legales exigibles, en especial las relacionadas con el dominio público viario, o licencia de actividad clasificada. Se deberá atender a las consideraciones recibidas por las administraciones públicas consultadas durante el proceso de consultas, especialmente la relativa a la previa realización de prospecciones arqueológicas, conforme a las indicaciones reflejadas en el informe realizado por la Dirección General de Cultura y Patrimonio en su respuesta a consultas.

5. El promotor comunicará, con un plazo mínimo de un mes, al Servicio Provincial del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de Zaragoza, las fechas de inicio y fin previstas para las obras, con objeto de que se pueda designar a personal específico para su supervisión. En todo momento se seguirán las disposiciones que dicte este personal en el ejercicio de sus funciones.

6. Se deberá retranquear el perímetro de explotación de la cantera y dejar unas zonas de protección de 70 m alrededor del perímetro de las explotaciones ganaderas existentes en el momento del inicio de la explotación, 50 m para la carretera A-127, distancias a líneas eléctricas que fije su titular, 5 m de distancia para la protección de los caminos de la zona, 2 m en la separación a lindes de fincas, y 5 m de salvaguarda respecto a las zonas con vegetación natural existentes en el perímetro de la explotación para preservar las quercíneas presentes en el perímetro de la explotación y evitar su deterioro durante la vigencia de la explotación minera.

7. Se realizará un adecuado mantenimiento de los caminos existentes para acceder a la explotación. Las administraciones titulares de los caminos y vías públicas podrán limitar o condicionar la circulación de los camiones que transporten el material procedente de la explotación y, en su caso, exigir garantías para la reparación de los caminos. El tránsito de vehículos de transporte será amable, facilitando adelantamientos y las incorporaciones desde caminos vecinales. La velocidad por caminos de tierra no superará los 20 km/h.

8. Se adoptarán las medidas oportunas para evitar la aparición y propagación de cualquier conato de incendio, debiendo cumplir en todo momento las prescripciones de la Orden anual vigente sobre prevención y lucha contra los incendios forestales en la Comunidad Autónoma de Aragón particularmente durante la ejecución de las labores que conlleven especial riesgo.

9. No se podrán abandonar en la zona, tras finalizar la explotación o en caso de paralización temporal por un periodo superior a un año, material o maquinaria empleada en las labores de extracción. En caso de paralización por un periodo superior a un año, y sin perjuicio de que se vuelva a explotar, se procederá a ejecutar el correspondiente Plan de Restauración.

10. Se programará la explotación/rehabilitación para ser ejecutada por fases con una duración máxima de 3 años por fase, de tal forma que no coexistan a la vez dos fases en las que se estén llevando tareas de explotación sin que se esté ejecutando la rehabilitación de los terrenos afectados.

11. Con al menos un año de antelación al inicio de los trabajos extractivos en el Sector 3, se realizará un seguimiento de avifauna que contemple un ciclo anual por técnico experto. Se pondrá especial interés en la presencia de avifauna esteparia amenazada o cualquier otra especie con categoría de amenazada. El ámbito espacial abarcará el Sector 3 y una franja de 2 Km entorno al mismo. En caso de presencia positiva se establecerán medidas correctoras. El resultado del seguimiento se entregará en forma de informa al órgano sustantivo para su valoración previa al inicio de la explotación del sector, pudiendo ser informado por el órgano ambiental. Las medidas que se adopten deberán ser incorporadas al Plan de Restauración en su revisión.

Condiciones sobre la rehabilitación

12. Al objeto de minimizar la huella de carbono de la actividad minera, en la revegetación de los taludes, además de las plantaciones de matorral, se plantarán quercíneas como elementos arbóreos de al menos dos savias. La plantación de las especies leñosas se dispondrá de modo aleatorio, sin seguir patrones geométricos y serán en forma de rodales irregulares y de distintos tamaños. Las semillas y plantas deberán proceder de viveros autorizados y contar con los sellos necesarios en conformidad con la legislación sectorial.

13. Se asegurarán unas adecuadas condiciones para la revegetación en lo que se refiere a espesor de tierra vegetal, su distribución, enmiendas edáficas, tratamiento y conservación de la tierra vegetal, etc. Se incorporarán medidas para asegurar la supervivencia de las especies arbustivas y arbóreas instaladas en los taludes, así como un seguimiento de los posibles efectos de la erosión hídrica sobre ellos. En caso de que se observase la generación de surcos o acarcavamientos se corregirán las posibles causas que los generan y se rehabilitarán de nuevo las zonas afectadas.

14. Previamente a la afección de la superficie, se retirará y acopiará todo el perfil edáfico existente sin mezclar los horizontes A y B con el C. Los acopios de tierra vegetal deberán de tener una altura inferior a 1,5 m, siendo adecuadamente mantenidos hasta su uso. En el caso de una permanencia superior a 12 meses se deberá proceder a la siembra y fertilización de los acopios de tierra vegetal para asegurar su aptitud como soporte edáfico de la posterior revegetación. La totalidad de la tierra vegetal acopiada deberá ser empleada en la rehabilitación de los terrenos afectados por la actividad.

15. Se deberá adoptar una orografía con mayor naturalidad, con un contorno más sinuosos y menos lineal, unos taludes finales de restauración que no superen una pendiente de 20.º, y el diseño geomorfológico deberá presentar morfología cóncava, en lugar de talud recto monoclinal.

16. A lo largo de toda la vida de la explotación se gestionarán las aguas de escorrentía de modo que se evite, en la medida de lo posible, la erosión y el encharcamiento en el fondo de las parcelas. Para evitar este encharcamiento se conformará una capa drenante en el fondo de las zonas beneficiadas de al menos 50 cm de espesor.

17. Dada la cercanía de la explotación del Sector 3 con la explotación ganadera, se tendrán en cuenta los objetivos de calidad acústica establecidos en el Real Decreto 1367/2007, de 19 de octubre, por el que se desarrolla la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido, y en la Ley 7/2010, de 18 de noviembre, de protección contra la contaminación acústica de Aragón. En caso de incumplimiento se adoptarán inmediatamente medidas al respecto a fin de cumplir con tales niveles.

18. Se deberá redactar un documento anexo al plan de restauración de la explotación "Elevación-3" número 444, en el que se incluyan las actuaciones necesarias para el cumplimiento del presente condicionado. Se definirán con mayor detalle y ajustadas al proyecto de rehabilitación y de explotación todas las medidas preventivas y correctoras recogidas en el estudio de impacto ambiental. Se delimitarán las fases de explotación/rehabilitación. El plan de restauración deberá incluir perfiles y planos en planta en los que se muestre el nivel de excavación, espesor de relleno, relieve final y drenaje para cada uno de los sectores y fases. Se elaborará un nuevo presupuesto o propuesta de fianza que incorpore todos los costes de la rehabilitación.

Seguimiento y Vigilancia Ambiental

19. Se realizará la vigilancia ambiental de acuerdo al Plan de Vigilancia Ambiental incluido en el estudio de impacto ambiental, adaptándolo y ampliándolo a las determinaciones del presente condicionado, de forma que concrete el seguimiento efectivo de las medidas preventivas y correctoras planteadas, defina responsable, métodos y periodicidad de los controles e informes, así como el método y la forma para la corrección de las desviaciones sobre lo previsto y la detección y corrección de los posibles impactos no previstos en el estudio de impacto ambiental. Este Plan de Vigilancia Ambiental tendrá una vigencia de dos años de duración tras la finalización de las labores de explotación y rehabilitación. El Plan de Vigilancia Ambiental asegurará el cumplimiento de las medidas contempladas en el plan de restauración y en el presente condicionado. El Plan de Vigilancia Ambiental deberá prestar especial atención a la rehabilitación de los taludes finalmente planteados garantizando su estabilidad, adecuada revegetación, control de procesos erosivos, integración paisajística, y afecciones a la fauna catalogada como amenazada del entorno.

20. Los informes periódicos de seguimiento ambiental y listados de comprobación se presentarán ante el órgano sustantivo competente en vigilancia y control para su conocimiento y para que puedan ser puestos a disposición del público en sede electrónica, sin perjuicio de que el órgano ambiental solicite información y realice las comprobaciones que considere necesarias.

De acuerdo con el artículo 33.4 de la Ley 11/2014, de 4 de diciembre, de Prevención y Protección Ambiental de Aragón, la presente declaración de impacto ambiental se publicará en el "Boletín Oficial de Aragón".

El promotor podrá solicitar la prórroga de la vigencia de la declaración de impacto ambiental en los términos previstos en el artículo 34 de la Ley 11/2014, de 4 de diciembre, de Prevención y Protección Ambiental de Aragón. De acuerdo con lo dispuesto en su artículo 34.2 de la Ley 11/2014, de 4 de diciembre, de Prevención y Protección Ambiental de Aragón, apartado 2, la presente declaración de impacto ambiental perderá su vigencia en la producción de los efectos que le son propios si no se hubiera iniciado la ejecución del proyecto en el plazo de cuatro años desde su publicación en el "Boletín Oficial de Aragón".

Según lo dispuesto en el artículo 4 de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público, debe precisarse que las medidas y el condicionado ambiental que incorpora el presente informe quedan justificadas y motivada su necesidad para la protección del medio ambiente, ya que dicha protección constituye una razón imperiosa de interés general.

Zaragoza, 27 de noviembre de 2020.

El Director del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, JESÚS LOBERA MARIEL